El investigador Philip Wood aconseja "reducir la ingesta de calorías y controlar las porciones" para evitar la obesidad

BILBAO, 2 (EUROPA PRESS)

Philip Wood, investigador en el Burnham Institute for Medical Research at Lake Nona (Orlando, EE.UU), afirmó hoy en Bilbao que la reducción de calorías y el control de las porciones son "imprescindibles" para evitar la obesidad y llevar una vida sana.

Wood realizó estas reflexiones en una rueda de prensa, previa a la conferencia que ofrecerá esta tarde en la capital vizcaína en la sede de la Fundación BBVA bajo el título "Nutrición, obesidad y enfermedades asociadas a la obesidad"

Según informó el director general de CIC bioGune, José María Mato, junto al investigador y el director de la Unidad de Biofísica CSIC-UPV, Félix Goñi, durante la presentación celebrada hoy en Bilbao, "la obesidad es una epidemia que comenzó a finales del siglo pasado y afecta seriamente a éste".

Wood explicó que el exceso que la ingesta de calorías provoca obesidad y además otras enfermedades relacionadas, como el síndrome de resistencia a la insulina y diabetes.

Para la solución de los problemas derivados del abuso de las calorías el experto recomienda, "un control de la nutrición combinado con deporte. La actividad física es parte de una vida sana".

Wood manifestó que estos cambios en la vida de una persona con obesidad o alguna enfermedad asociada son más "beneficiosos" que un tratamiento a base de medicamentos.

El investigador aseguró que, "no existe una dieta que sirva para todo el mundo, no se puede generalizar" y que a los individuos con trastornos genéticos diferentes "les afectan las dietas de distinta forma". El factor común que interviene en todas las dietas "es la disminución de grasas".

Wood recomendó evitar las grasas saturadas y tomar "abundante fruta, vegetales, pescado rico en Omega 6 y productos lácteos bajos en grasa, así como frutos secos sin tratar entre horas" para disminuir la ingesta diaria de calorías.

Félix Goñi cerró la presentación de la conferencia asegurando que "el hombre en su evolución no está preparado para comer tanto, sino para aprovechar al máximo las calorías que se ingieren y evitar así en exceso de alimento que provoca la obesidad.