Estudian el valor del soporte nutricional del aceite de oliva en la respuesta del paciente crítico

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS) El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla está estudiando si la nutrición parenteral constituida por mezcla de aceite de oliva, aceite de pescado, aceite de soja y triglicéridos de cadena media, entre otros suplementos, puede modificar la respuesta del paciente crítico. Este trabajo, cuyo investigador principal es el doctor Carlos Ortiz, ha sido distinguido recientemente por la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral como el mejor proyecto de investigación en 2008. En concreto, dicho estudio analiza el papel que juegan en la evolución de los pacientes críticos las lipoproteínas, responsables de transportar los triglicéridos, colesterol y otros lípidos a través de la sangre, ya que los valores bajos de colesterol en pacientes graves se han asociado a una mayor disfunción de órganos, tasas más elevadas de infección nosocomial y, por ende, aumento del riesgo de mortalidad. Así, y aprovechando el soporte nutritivo por vía intravenosa que requieren muchos de los pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Críticos, este grupo de investigación persigue demostrar que una nutrición con esta mezcla de componentes "presumiblemente beneficiosos" como el aceite de oliva y el aceite de pescado (omega-3) pueda elevar las lipoproteínas de estos pacientes hasta restablecer los valores normales de un organismo sano y disminuir así los riesgos de infección nosocomial, fallo orgánico e incluso muerte. Para tal fin, el equipo que dirige el doctor Ortiz Leyba ha desarrollado estudios previos en animales de experimentación, los cuáles se defendían mejor de las infecciones cuando se administraban emulsiones de lípidos enriquecidas con aceite de oliva. Estos pasos y los resultados obtenidos por otros grupos de investigación internacionales hacen prever, a juicio de este hospital, que se demostrará la hipótesis planteada, abriendo así el camino a nuevos avances que disminuyen las complicaciones y la mortalidad a la que se expone el paciente crítico. El resto del equipo investigador lo integran los doctores José Garnacho Montero, Juan Antonio Márquez Vacaro, María García García y Ana Díaz Pérez.