La FESNAD aboga por la educación nutricional para llevar a cabo "una alimentación sana" fuera de casa

Expertos recomiendan comer "despacio y sentado", y aconsejan la ingesta equilibrada de frutas, verduras, fibras y grasas

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que sigan una serie de hábitos saludables con los que poder llevar a cabo una dieta equilibrada en el caso de aquellas personas que habitualmente comen fuera de casa.

Con motivo de la VIII edición del Día Nacional de la Nutrición, que se celebra hoy en toda España, la FESNAD ha presentado una serie de medidas para orientar a los consumidores en sus hábitos alimenticios, bajo el lema 'Hoy no como en casa'. Por ello, se han organizado más de 250 actividades y conferencias, y repartirán cerca de 9.000 trípticos informativos.

Según explicó en rueda de prensa la secretaria de la FESNAD y jefe del Servicio de Gastroenterología y Nutrición del Hospital Infantil La Paz de Madrid, Isabel Polanco, "se puede llevar una alimentación saludable comiendo fuera de casa", por lo recomendó "planificar las comidas como se hace en los comedores escolares, y equilibrar entre lo que se come dentro y fuera de casa".

Asimismo, aconsejó seguir una serie de pautas como "comer despacio, sentado y en un tiempo mínimo de media hora". "Comer deprisa por la calle, sin sentarse, no es comer, es alimentarse", aseveró. Además, recomendó a los ciudadanos hacer recomendaciones a los restaurantes que frecuentan habitualmente ya que un 60 por ciento de los menús ofertados "obtendrían un suspenso". De todos modos, indicó que sector "está muy concienciado".

En este sentido, el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido, indicó que "lo ideal sería que se creara la marca de restaurante saludable", que cumpliese con un decálogo similar al del 'Proyecto Gustino', al que están adheridos un total de 210 restaurantes de toda España. También apostó por la concienciación de los consumidores ya que, "si piden menús saludables, los restauradores los ofertarán".

En el caso de los niños, Polanco lamentó que el 30 por ciento de su aporte energético corresponde a las comidas que se hacen fuera de casa, por lo que también abogó por llegar a acuerdos con los comedores escolares para que este porcentaje sea más equilibrado y nutritivo. Además, aconsejó variar los platos de modo que, "si un niño ha comida carne, después cene pescado".

LA FIAMBRERA, UNA OPCIÓN MÁS ECONOMICA

En el periodo 2007-2008, los españoles destinaron un tercio de su presupuesto en alimentación fuera del hogar, principalmente hombres (54,6%). El gasto mayoritario (72%) se destinó a bares, cafeterías y restaurantes de menú y carta, aunque últimamente los ciudadanos también optan por llevar la comida al trabajo en una fiambrera que, "además de ser una opción económica, permite una elección propia de alimentos adaptada a las necesidades individuales", según señaló el presidente de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN) y vocal de la FESNAD, Guiseppe Russolillo.

En este punto, Russolillo indicó que la base mayoritaria de la comida de la fiambrera debe estar compuesta por alimentos farináceos --pasta, arroz, patatas y legumbres-- y por verduras y hortalizas, con pequeñas porciones de carne y pescado, y optando por platos únicos.

El experto también hizo referencia a las máquinas expendedoras de alimentos y bebidas, cuya oferta "no es la más adecuada desde el punto de vista nutricional" ya que abundan los productos calóricos, grasos y con azúcares. En palabras de Russolillo, "no sólo hay que invertir en educación nutricional sino también para que el consumidor aprenda a interpretar las etiquetas y elegir los alimentos".

Por otro lado, todos los expertos recordaron que casi un 40 por ciento de las visitas a establecimientos de restauración se realizan en fin de semana, e insistieron en que "no hay problema en hacer excesos un día, siempre y cuando los excesos no sean la tónica habitual".