MARM destaca el esfuerzo para potenciar la candidatura de la dieta mediterránea a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

JAÉN, 14 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) destacó hoy el esfuerzo que realizan los impulsores de la candidatura de la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, una iniciativa que España promueve junto con Italia, Grecia y Marruecos, y cuya votación en la Unesco tendrá lugar el próximo 29 de septiembre.

La subdirectora general de Planificación y Control Alimentario del MARM, Isabel Bombal, explicó en rueda de prensa en Jaén, en el marco de Expoliva, que el objetivo es salvaguardar y promover la dieta mediterránea no sólo en lo que a su vertiente alimentaria se refiere, sino como un concepto mucho más amplio que incluye la cultura y el estilo de vida de los pueblos que durante siglos dejaron su impronta en la zona influidos por su geografía, su paisaje, su economía y su historia.

Según dijo, tras la presentación de la candidatura en septiembre de 2008, el trabajo en 2009 se centra en el desarrollo de actuaciones ante la Unesco que demuestren que realmente se quiere proteger los valores que rodean a la dieta mediterránea. Para ello, se ha puesto en marcha un plan de acción que recoge actividades de carácter divulgativo "porque la implicación de la sociedad civil es fundamental". De este modo, los ciudadanos pueden mostrar su adhesión a través de la página http://candidaturadietamediterranea.org/.

Por otra parte, indicó que el plan contempla acciones en el ámbito cultural y científico, a las que se suma el trabajo diplomático junto con los demás impulsores de la iniciativa para que haya un "movimiento general y todo lo internacional posible para que finalmente sea valorada favorablemente".

Así, precisó que la votación tendrá dos fases, de modo que en una primera un comité evaluará el carácter técnico de la candidatura, mientras que la valoración definitiva de la Unesco tendrá lugar el próximo 29 de septiembre. "A partir de ahí, si el veredicto es positivo tendremos ese reconocimiento y si no, siempre existe la posibilidad de seguir el camino y volver a presentarla", comentó Bombal, quien subrayó que es la primera vez que se somete a votación bienes inmateriales.

En el mismo sentido se pronunciaron el director de Industrias y Calidad Agroalimentaria de la Junta, Ricardo Domínguez, y el presidente de la Diputación de Jaén, Felipe López. Para este último, en concreto, "todos los pasos que se den en esta dirección son un éxito en sí porque se coloca en el imaginario colectivo que este estilo de vida y de alimentación, con el aceite de oliva como uno de sus ejes, merece reconocimiento y ser preservado".

En cualquier caso, mostró su confianza en lograr el objetivo de que la Unesco incluya la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad, algo que fomentaría una corriente de opinión que fortalezca en el mundo y que acentúe sus valores y refuerce una seña de identidad cultural no ajena por ello al desarrollo rural y socioeconómico del arco mediterráneo. "Ese nombramiento sería un aval, además desde fuera y desde una posición no interesada y por tanto más valorado", concluyó.