El cerco a los cánceres se estrecha con fármacos que curan y vacunas en ciernes

  • Salamanca, 23 may (EFE).- Los resultados avalan al Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca que dirige desde su creación en 1997 el biólogo Eugenio Santos, un científico entusiasta que clonó y caracterizó el primer oncogén humano hace 25 años y que encara su cerco al cáncer desde el optimismo de que aunque la cura total no es inmediata ya lo es la de algunas formas concretas.

El cerco a los cánceres se estrecha con fármacos que curan y vacunas en ciernes

El cerco a los cánceres se estrecha con fármacos que curan y vacunas en ciernes

Salamanca, 23 may (EFE).- Los resultados avalan al Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca que dirige desde su creación en 1997 el biólogo Eugenio Santos, un científico entusiasta que clonó y caracterizó el primer oncogén humano hace 25 años y que encara su cerco al cáncer desde el optimismo de que aunque la cura total no es inmediata ya lo es la de algunas formas concretas.

Esa investigación mundial callada, a la que contribuyen más de 200 científicos desde Salamanca, permite al cabo de unos años "salir del laboratorio y llegar a la cama del paciente" con fármacos que están obteniendo buenos resultados, alguno fruto del CIC, y vacunas para ciertos tumores cerebrales, en proceso experimental pero con resultados de laboratorio bastante esperanzadores, recuerda Santos en una entrevista con la Agencia Efe.

Sostiene este científico salmantino, que durante más de dos décadas trabajó en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, que "el momento actual hace ser optimista en cuanto a mejoras en el diagnóstico y curación del cáncer", aunque lo dice "de manera realista sin transmitir falsas esperanzas". "No va a ocurrir de hoy a mañana la curación del cáncer, pero sí se está produciendo, de hoy a mañana, la curación de algunas formas particulares de cáncer".

Los datos avalan este optimismo, con un incremento de la supervivencia al cáncer que aumenta entre un uno y un dos por ciento cada año en los últimos veinte, por lo que "ahora mismo estamos cerca del 60 por ciento de curación, cuando hace veinticinco años era del 30 ó 35 por ciento".

El descubrimiento de que los genes tienen que ver con el cáncer, en el que Eugenio Santos participó junto a Mariano Barbacid hace 25 años, se está traduciendo ahora "en nuevos fármacos con resultados espectaculares".

El "glivet" produce remisiones prácticamente del 90 por ciento de la leucemia mieloide crónica, "no de otros tipos de leucemias pero sí de ésta producida por un gen específico", y, además, el CIC ha diseñado, hace sólo unos pocos meses, el tratamiento estándar para el mieloma múltiple.

El proceso de curación del cáncer consiste, en una primera etapa, en "convertirlo en una enfermedad crónica", para que fármacos, como el "glivet", permitan que la enfermedad remita si se toman. La curación total sería eliminar "los defectos genéticos que están en el origen", lo que "a largo plazo" se conseguirá con la terapia génica.

Otro de los frentes para cercar los distintos tipos de cáncer -entre 200 y 300- está en la aproximación inmunoterapia, aunque advierte de que "no va a salir la vacuna del cáncer, porque no hay un único cáncer", aunque "hay resultados muy interesantes" con vacunas como las dirigidas a algunos tumores cerebrales, "en proceso experimental y con resultados de laboratorio bastante esperanzadores".

Se están consiguiendo "resultados espectaculares en el cáncer testicular", como demuestra el ejemplo del ciclista Lance Amstrong, que "hasta tenía metástasis en el cerebro y se ha curado totalmente y ha ganado tours después"; la curación del cáncer de mamá está entre el "70 y 80 por ciento" y se está haciendo "mucho esfuerzo" con los de páncreas y pulmón, aunque en estos casos "lo que ocurre es que cuando se diagnostican están demasiado avanzados".

En este sentido, explica que las aplicaciones de la investigación del cáncer se centran hoy en diseñar métodos de diagnóstico más precoces y nuevos tratamientos, para lo que se necesita "una colección muy grande de tumores para que los resultados estadísticos sean significativos".

Esto, que no existía hasta hace unos años, se ha solucionado en el CIC salmantino con la creación pionera de un Banco de Tumores, en red con toda España, y que está siendo copiado por otros centros europeos.

El cáncer "es el resultado de nuestro proceso de envejecimiento", "el 90 por ciento de los cánceres se debe a lesiones de genes que ocurren en nuestra vida adulta", lo que sucede "de la misma manera desde tiempo inmemorial", aunque el aumento de la esperanza de vida hace que haya más tiempo para desarrollar la enfermedad, a lo que se suma a la mejora del diagnóstico.

En ese transcurrir diario, fumar o estar expuesto a las radiaciones solares produce lesiones en esos genes, lo que inicia el proceso tumoral. Investigaciones aparte, en realidad "ya hay un fármaco que cura el 40 por ciento de los cánceres, no sólo el de pulmón": hacer desaparecer el hábito de fumar, el principal agente carcirógeno actual.