El Senado rechaza una iniciativa del PP para crear normas que obliguen a los colegios a ofrecer menús saludables

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) La Comisión de Sanidad y Consumo del Senado rechazó hoy por 12 votos a favor y 14 en contra, una moción propuesta por el Grupo Parlamentario Popular para instar al Gobierno y a las autonomías a crear "normas vinculantes" que obliguen a los colegios a ofrecer a sus alumnos menús saludables que acaben con los "alarmantes datos sobre obesidad infantil" en España, donde ninguna normativa impide, como se hace en Francia o Reino Unido, que los escolares, aquellos que usan estos servicios de comedor, acaben por consumir grasas y bollería en lugar de fruta y pescado. La iniciativa fue defendida por la senadora del PP María Jesús Sainz, quien declaró que era el momento de "pasar a la acción" los buenos propósitos recogidos en la Estratgia NAOS de Sanidad para la prevención de la obesidad infantil y comenzar a tomar medidas concretas, por lo que rechazó la enmienda de sustitución propuesta por los socialistas, que consideran suficientemente activas las actuales políticas en este campo. Sin embargo, para la representante 'popular' no son suficientes las medidas de Sanidad para luchar contra las cifras que, en comunidades como Galicia, hablan de que el 60 por ciento de los escolares que utilizan los servicios de comedor de sus colegios están "en riesgo de sufrir un déficit nutricional", que entre el 30 y el 35 por ciento presenta necesidades energéticas y el 25 por ciento consume productos de baja calidad. Además, según datos de este trabajo desarrollado por la Universidad de Santiago, el 62 por ciento de los menús suspenden en calidad nutricional, ya que el 23 por ciento no incluye verduras ningún día de la semana y el 20 por ciento evita ofrecer pescado, en favor de otros alimentos, como precocinados o frituras, que figuran en los menos "entre dos y más de dos días a la semana", por lo que pedía que especialistas en nutrición diseñaran menus por edades que los centros tuvieran que ofrecer obligatoriamente. La propuesta no prosperó por la oposición de los socialistas, que defendieron que las iniciativas de la Estrategia NAOS, con talleres, charlas y guías, "son suficientes", y por el rechazo del Grupo Mixto, para cuyo portavoz José Manuel Pérez Bouza, el panorama de la obesidad infantil en España "no es tan negro". También votaron en contra de la propuesta CiU y la Entesa Catalana del Progrés, que, a pesar de considerarla una buena iniciativa, denunciaron que podía suponer "una ingerencia en las competencias autonómicas"