Afectados de Parkinson piden la creación de planes regionales de salud para mejorar la atención integral a los pacientes

Las administraciones públicas "deberían financiar las terapias de rehabilitación que actualmente están asumiendo las familias de los pacientes", según la APM

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Asociación Parkinson Madrid (APM) ha solicitado hoy a las autoridades la puesta en marcha de un Plan Regional de Salud y Atención integral basado en el tratamiento multidisciplinar para mejorar la atención individualizada que se les da a los pacientes con Parkinson en España.

Con motivo de la celebración el próximo 11 de abril del Día Mundial del Parkinson, la asociación ha querido recordar que, a día de hoy, este trastorno neurodegenerativo --el segundo más importante en incidencia y prevalencia sólo por detrás del Alzheimer-- es "un gran desconocido" para la sociedad, a pesar de que existan más de 120.000 personas afectadas por Parkinson en nuestro país.

Para el presidente de la APM, José Luis Molero, "el objetivo de este plan es plantear también soluciones que no están disponibles en el sistema actual, como la creación de unidades Parkinson en los hospitales, realizar un registro de pacientes, disminuir las listas de espera, la existencia de un neurólogo especializado en Urgencias o el impulso de la investigación, para lo que necesitamos el apoyo de las administraciones públicas".

En España hay un volumen "lo suficientemente elevado" de pacientes con Parkinson como para plantearse "la creación de un centro que coordine la atención de los afectados de manera especializada, facilitando el manejo y la planificación asistencial en cada caso", apuntó la neuróloga del Hospital Clínico de Madrid, la doctora María José Catalán.

TERAPIAS COMPLEMENTARIAS

Los profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS) están "poco familiarizados" con los síntomas de la enfermedad de Parkinson "más allá de los temblores", afirmó la doctora. "Aunque los síntomas pueden variar mucho de una persona a otra, lo más común es la lentitud en el movimiento, el temblor y la rigidez, que interfieren en la vida del afectado porque tiene dificultades para algo tan cotidiano como darse la vuelta en la cama, coger los cubiertos o atarse los zapatos", explicó.

A estos síntomas se pueden unir otros no relacionados con los trastornos motores como la ansiedad, la depresión, brotes psicóticos, trastornos sexuales, problemas de memoria o pérdida del olfato. Según la doctora Catalán, además de seguir el tratamiento farmacológico, "es muy importante acudir a terapias complementarias" porque "ayudan física y emocionalmente al paciente" a tomar conciencia de su enfermedad.

En este sentido, de acuerdo con lo establecido en la Cartera de Servicios Básicos y Comunes del SNS, las administraciones públicas "deberían financiar las terapias de rehabilitación de los afectados de Parkinson que actualmente están asumiendo las familias de los pacientes", aseguró la directora de la APM, Laura Carrasco.

A pesar de que los precios de las terapias están subvencionados, "el colectivo necesita la ayuda pública" ya que, según un estudio realizado por Braña, el coste por persona dependiente y año va de los 4.300 euros en casos leves hasta los 14.700 euros en los grandes dependientes. "Con clases de fisioterapia especializadas, logopedia o musicoterapia, los afectados mantienen su estado físico y además comparten experiencias con otras personas en su misma situación", comentó.