El 70% de personas no dejaría a su hijo al cuidado de un enfermo mental rehabilitado, según estudio

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

El 70 por ciento de personas no dejaría a sus hijos al cuidado de una persona que haya sufrido un trastorno mental, a pesar de que ya esté recuperado, y el 60 por ciento de empleadores lo descartarían como trabajador, según un estudio elaborado por el Grupo de Investigación en Rehabilitación de Sagrat Cor SSM de Martorell.

El estudio, que se presentó hoy en el marco de la jornada 'Estigma.Identidad y mirada', revela que aún existe una estigmatización de las personas con trastornos mentales, situación que se da más en el medio urbano que en el rural.

La psicóloga clínica Ana Donaire señaló que esto es debido a que la proximidad con la persona favorece la adaptación y la inclusión del enfermo, por lo que los expertos apuntan por priorizar las intervenciones en la comunidad y conseguir que estas personas participen de la vida cotidiana como el resto, en la medida de lo posible.

La investigación se ha complementado con sesiones de grupos con pacientes, la mayoría de los cuales aseguró haber perdido amigos íntimos por desconocimiento de la enfermedad, así como rechazo por parte de familiares. En este caso, los enfermos se sienten molestos por la sobreprotección y la confusión sobre sus limitaciones. "Si tenemos pareja e hijos existe la duda de si eres la pareja o un hijo más", señalan.

En el ámbito laboral, muchos afirman haber tenido que ir al médico de la empresa al reincorporarse y a otros les han cambiado de puesto de trabajo. También critican que los medios de comunicación añadan un componente de morbo y se les presente como personas "agresivas, capaces de matar por cualquier cosa". En general sienten que han perdido derechos por ser enfermos mentales.