El documental 'Una cierta verdad' recorre el laberinto íntimo de la esquizofrenia

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

El documental 'Una cierta verdad', ópera prima de Abel garcía Roure, recorre el laberinto íntimo de la esquizofrenia con cinco casos reales que se entrecruzan durante dos años en el servicio de salud mental del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona).

"Buscamos escenas cotidianas y suficientemente reveladoras para que se pueda atisbar cómo funciona esa enfermedad" que, quien la padece, es invadido por "una tragedia griega llena de voces, amenazas de los que le quieren y desconfianzas hacia todo", explicó hoy el director del filme a Europa Press.

Con la mirada puesta en "evitar actitudes paternalistas", 'Una cierta verdad' muestra los altibajos de los esquizofrénicos, de los que uno se puede llevar una imagen "terrible" si les conoce en plena crisis o "genial" si en cambio se acercan a ellos cuando están plenamente lúcidos, explicó García Roure.

Los medicamentos son, para muchos de estos enfermos, el momento de "pausa" en su tormento vital, ya que si el 1 por ciento de la población sufre esquizofrenia, el 30 por ciento de estos enfermos la tienen de forma crónica. Otro 30 por ciento de ellos sólo la sufren en una ocasión, de forma aislada, y el 40 por ciento restante tiene brotes a lo largo de su vida.

La película se podrá ver en el cine Boliche de Barcelona, el Luchana de Madrid y el Albatros de Valencia. García Roure fue ayudante de dirección de películas como 'En construcción', de José Luis Guerin; 'El cielo gira', de Mercedes Álvarez, y 'La leyenda del tiempo', de Isaki Lacuesta.

Entre el equipo de 'Una cierta verdad' se cuentan profesionales de la medicina psiquiátrica, como el director del Parc Taulí, el doctor Josep Moya.