Enfermos de mucopolisacaridosis sin recursos económicos reciben ayuda de un anónimo

Una persona que ha querido mantener su identidad en el anonimato ha hecho una donación a la Asociación de Mucopolisacaridosis y Síndromes Relacionados (MPS), para que se destinara a los dos pacientes que considerase más oportuno.La MPS España ha decidido que prime la necesidad social a la propia enfermedad y por eso ha destinado ese dinero a dos familias que en estos momentos se encuentran en una situación especialmente complicada.Las mucopolisacaridosis son un conjunto de enfermedades hereditarias, muy poco frecuentes y causadas por una alteración genética que origina "multitud de anomalías físicas" a quienes viven con ellas. Entre estas anomalías figuran la hiperactividad, los desórdenes del sueño, la pérdida del habla, deformaciones físicas y, en algunos casos, el retraso mental y la demencia, lo que hace que los niños no suelan llegar a vivir más allá de la pubertad."A mí no me dio tiempo ni a pensar. Directamente me puse a llorar como una loca. Por lo menos los recibos atrasados de la luz, del agua, de hacienda y lo que le debemos a los amigos podremos pagarlo", explica Queralt, madre de un niño afectado, a la que se destinará una de estas ayudas.