La Huertecica atiende en 2008 a 250 personas de la Región de Murcia con problemas de drogodependencia y exclusión social

MURCIA, 15 (EUROPA PRESS)

La Asociación Colectivo La Huertecica atendió en 2008 a 250 personas de la Región de Murcia con problemas de drogodependencia y exclusión social, a través de un proyecto en colaboración con el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y el FSE para la Integración Sociolaboral y la mejora de la empleabilidad de personas en situación de exclusión social, según informaron fuentes de la citada asociación en un comunicado.

En este proyecto se llevó a cabo un itinerario de inserción sociolaboral con 250 personas, todas ellas con dificultades en su integración social y laboral. Así, un 46 por ciento de ellos tenía problemas de drogodependencia y un 54 por ciento se encontraba en grave situación de exclusión social (personas sin hogar ni medios básicos para la subsistencia).

Y es que, dada la situación personal de ausencia de medios económicos y de apoyo sociofamiliar, uno de los aspectos que se trabajó con la mayoría de los participantes fue la búsqueda de recursos y medios que den respuesta a sus necesidades básicas como gestión de documentación básica, prestaciones, ayudas económicas y derivación a recursos específicos. Además se desarrollaron actividades de formación básica, adquisición de habilidades sociales, formación prelaboral, la orientación y la mediación sociolaboral.

La demanda del programa aumentó considerablemente con respecto a 2007, en el caso de las personas en grave situación de exclusión hasta un 30 por ciento, así como respecto a la permanencia en el programa de las personas que siguen siendo atendidas en 2009, un 54 por ciento. Por otra parte, el número de personas que consiguieron empleo se redujo a la mitad, pasando del 36 por ciento en 2007 al 18 por ciento del pasado año, debido a la situación de crisis económica y de destrucción de empleo.

"Desde este programa constatamos la dificultad añadida en la que se encuentra esta población en el acceso al empleo, ya que además no disponen de un apoyo social y familiar que le ayude a hacer frente a sus necesidades básicas, por lo que su situación de deterioro personal y social se agrava", indicaron las mismas fuentes.

Y es que, como explicaron, "en estos momentos no podemos prescindir de la sensibilidad social y empresarial para con estos colectivos que se encuentran en una situación de extrema necesidad y que requieren la apuesta de todos para su integración social y laboral".