EMPRESAS Santander gana 3.616 millones hasta junio, un 24% más

Numerosas familias abrirán sus hogares para que no haya "ninguna persona mayor" sola en Navidad

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Numerosas familias van a abrir sus hogares para que no haya "ninguna persona mayor" sola en Navidad, según ha informado la Sociedad Española de Médicos de Residencias (SEMER), después de que anunciara, la semana pasada, la situación de soledad en la que están muchos mayores en España, especialmente en las navidades.

"Desde SEMER quisiéramos agradecer a todos esos ciudadanos su buena predisposición y animarles a que contacten con los servicios sociales de su localidad, pues son los conocedores en su municipio y del lugar donde se encuentran estas personas", ha comentado la organización.

Y es que, el estímulo positivo de acompañamiento en fechas claves, genera un bienestar psico-orgánico, mejora la depresión, evita intentos suicidas, disminuyen los dolores y aumenta el apetito. Es, por tanto, una acción "muy positiva" pero que, tal y como ha avisado SEMER, "nunca" se debe interpretar como un acto de lástima social.

Dicho esto, la asociación ha recordado que el 36,4 por ciento de las mujeres de 65 o más años residen en su vivienda sin ningún tipo de compañía, cifra que contrasta con la de hombres en cuyo caso únicamente alrededor del 11 por ciento viven solos.

Sin embargo, prosigue, al comparar estos porcentajes con la misma situación en hombres y mujeres de menos de 64 años las cifras son inferiores, dado que en el caso de las mujeres un 22,7 por ciento viven solas, mientras que un 30,1 por ciento de los hombres se encuentran en la misma situación.

"Ese millón y medio de residentes españoles que estarán solos, contrastan con los casi 400.000 ancianos institucionalizados en centros geriátricos que no lo estarán y que en su momento lo estuvieron también. La soledad puede venir marcada por la dejadez familiar o el haber tenido pocas relaciones sociales y humanas en la juventud, que al llegar a estas edades se puede traducir en trastornos del comportamiento y del estado de ánimo, creando cuadros como ansiedad y depresión, llevando todos ellos un efecto sumatorio que cierra el círculo", ha zanjado la organización.