Los brotes de brócoli reducen el riesgo de cáncer de estómago

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Comer dos gramos diarios de brotes de brócoli protege contra las bacterias que causan las gastritis, las úlceras e incluso podrían reducir el riesgo de cáncer de estómago. Así lo sugiere un estudio de la Escuela de Medicina Johns Hopkins en Estados Unidos realizado con una pequeña muestra de pacientes en Japón.

El estudio, que se publica en la revista 'Cancer Prevention Research' apunta que los brotes de brócoli de tres días, un alimento muy extendido, redujo las infecciones de la bacteria 'Helicobacter pylori' (H.pylori) en un estudio realizado en humanos. En dicho estudio participaron 48 hombres y mujeres japoneses infectados de la bacteria.

Las infecciones por esta bacteria son una de las infecciones bacterianas más comunes en todo el mundo y una causa importante del cáncer de estómago. Los investigadores pidieron a los participantes en el estudio que comieran 70 gramos de brócoli frescos diariamente durante ocho semanas o un equivalente de la misma cantidad de brotes de alfalfa.

Los efectos protectores frente al cáncer del sulforafano, un fotoquímico del brócoli, se conocen dese hace casi dos décadas, pero éste es el primer estudio que muestra un efecto del brócoli en los humanos en lo que se refiere a la infección bacteriana que conduce al cáncer de estómago.

"El brócoli ha entrado recientemente en la conciencia pública como un agente dietético protector. Este estudio apoya la evidencia creciente de que los brotes de brócoli podrían prevenir el cáncer en humanos y no sólo en los animales de laboratorio", explica Jed Fahey, director del estudio de la Escuela de Medicina Johns Hopkins.

Los investigadores evaluaron la gravedad de la infección por 'H.pylori' al inicio del estudio y de nuevo entre cuatro y ocho semanas después, utilizando pruebas estándar de respiración, suero y heces. Los niveles de la bactería eran hasta un 40 por ciento menores a las ocho semanas entre los pacientes que habían comido brotes de brócoli.

Sin embargo, en los pacientes que habían comido brotes de alfalfa los niveles de 'H.pylori' se mantenían igual. Además, los científicos observaron que ocho semanas después de que los sujetos del estudio dejaran de comer los brotes de brócoli, los valores de la bactería volvían a los niveles anteriores, lo que sugiere que el alimento reduce el 'H.pylori', no lo erradica.

Se espera que una reducción en la 'H.pylori' conduzca a una reducción en el cáncer de estómago debido a su vínculo con esta enfermedad. El cáncer de estómago es el segundo tipo de cáncer más común, con un mal pronóstico y siendo el segundo tipo de cáncer más mortífero en el mundo.

"Sabemos que una dosis de un par de gramos de brotes de brócoli es suficiente para elevar las enzimas protectoras", asegura Fahey, que añade que con el consumo diario de este alimento se reducen también las posibilidades de sufrir gastritis y úlceras estomacales.