El 60 por ciento de las enfermedades humanas transmisibles provienen de los animales, según expertos

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Aproximadamente el 60 por ciento de las enfermedades humanas transmisibles provienen de los animales, de ahí la importancia de realizar un control exhaustivo de los procesos de la industria alimentaria para analizar los riesgos y beneficios de todo producto que llega al consumidor, afirmaron los participantes en unas jornadas que organizadas por el Instituto Tomás Pascual.

Los problemas de salud pública, que van desde los provocados por posibles parásitos o por procesos industriales, hacen esencial adoptar medidas preventivas. Por ello, explicó el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Francisco J. Morales, hay que evaluar el riesgo-beneficio de los procesos promoviendo lo saludable y mitigando lo tóxico, "que no siempre es externo a la sustancia, sino que está implícito en su tratamiento".

Por su parte, el catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo, Gregorio Varela, insistió en que "no existe el riesgo cero y tampoco el beneficio cien" y destacó la importancia de los hábitos nutricionales ya que, por ejemplo, la dieta vegetariana reduce el riesgo de enfermedades crónicas degenerativas mientras que un excesivo consumo de aceite de oliva no es beneficioso.

Del mismo modo, las nuevas sustancias resultantes del procesado de los alimentos --como la fermentación, la congelación o la deshidratación--, la interacción entre los productos y sus envases y hasta la calidad de los piensos de los animales, tienen una repercusión directa en la cadena alimentaria.