Cardiólogos atribuyen al botellón un nuevo trastorno cardíaco: el 'holiday heart'

SALAMANCA, 13 (EUROPA PRESS) El consumo de cantidades importantes de alcohol en un breve espacio de tiempo, como se puede dar en los conocidos "botellones", tiene como principal consecuencia cardiovascular el denominado 'holiday heart' o "corazón de vacaciones, o de fiesta", que son trastornos del ritmo cardiaco. A este efecto arritmógeno del alcohol se le puede asociar eventualmente el de otras drogas ilegales, como el éxtasis, con la aparición de arritmias especialmente graves, tal y como lo señalaron hoy el jefe del Servicio de Medicina Interna II del Hospital Universitario de Salamanca y coordinador del Grupo de Trabajo sobre Alcohol y Alcoholismo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Francisco Javier Laso, y el presidente electo de la Federación Europea de Medicina Interna, Ramón Pujol. Los facultativos participaron en la I Jornada sobre Alcohol y Alcoholismo, organizada por el Grupo de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina Interna en la Hospedería Fonseca de Salamanca. Durante el encuentro se analizaron distintos estudios sobre infecciones y patologías cardiovasculares, además de la realización de talleres y otras actividades. En este encuentro se dieron a conocer datos tales como que se estima que alrededor del 5 por ciento de la población ingiere una cantidad de alcohol que "entraña riesgo de padecer múltiples consecuencias adversas (físicas, psíquicas o sociales); complicaciones que ya están presentes en el 25 por ciento de los adultos que ingresan en un hospital". Entre otras, hay más de 60 enfermedades relacionadas con el consumo de alcohol, que afectan a órganos y sistemas como son el hígado, páncreas, sistemas cardiovascular y nervioso, además de alteraciones de la respuesta inmune del organismo.