ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Casi el 70% de los españoles tienen el colesterol alto, pero sólo un 20% de los afectados en tratamiento están controlados

SEMERGEN presenta 'Semergen.Doc de Dislipemias', una nueva herramienta para controlar a estos pacientes MADRID, 24 (EUROPA PRESS) Un 69 por ciento de los españoles tienen hipercolesterolemia, es decir tienen el colesterol alto superando los 200 mg/dl, de los cuales casi una tercera parte es superior a 250 mg/dl, además sólo el 75 por ciento de los afectados se encuentra en tratamiento, aunque de ellos únicamente un 20 por ciento alcanza los objetivos en prevención impuestos por Atención Primaria. Estos datos, según explicó hoy el Secretario del Grupo de Lípidos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el doctor Javier García Norro, significan que "los médicos de Atención Primaria no están trabajando bien". En consecuencia no se está consiguiendo controlar uno de los mayores factores de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular que, como explicó García Norro, "continúan siendo la principal causa de mortalidad en países civilizados y la segunda de hospitalización en la población española". A juicio de García Norro es necesario que el médico de Atención Primaria controle y conozca como prevenir la dislipemias, es decir conozca como controlar el colesterol total alto. "Como no controlamos los problemas de estos pacientes no podemos controlar la epidemia que suponer el riesgo cardiovascular", añadió. Las razones para no alcanzar los objetivos de control en las concentraciones de colesterol son múltiples e incluyen la falta de planificación del tratamiento, la administración de dosis de estatinas inadecuadas, la falta de titulación, el uso poco frecuente de terapia combinada, incluso en pacientes de alto riesgo cardiovascular, la inercia terapéutica y la falta de cumplimentación terapéutica. Actualmente, la evidencia científica determina que en los pacientes de alto riesgo con enfermedad cardiovascular, es necesario que se mantenga el colesterol LDL (o malo) cuanto más bajo mejor. En este sentido, los objetivos de control de reducción del colesterol LDL deben estar por debajo de 100 mg/dl en toda la población, y por debajo de 80 mg/dl en pacientes de muy alto riesgo. "Las causa son algunas inherentes a nosotros, es decir no diagnosticamos adecuadamente, ni tratamos adecuadamente, aunque creamos que sí; además usamos muchos fármacos pero no alcanzamos los objetivos de control", explicó. Además, recordó que es necesario un tratamiento global que aborde la modificación del estilo de vida en estos pacientes con especial interés en el control de peso, ejercicio, dieta, consumo moderado de alcohol y dejar de fumar. La prevalencia global de la dislipenia en España está en torno al 25 por ciento, aunque los datos nos son homogéneos por comunidades. Las CCAA con una prevalencia más alta, es decir que llegan hasta el 31 por ciento, son Canarias, Galicia y Extremadura; mientras que las que tienen los datos más bajos, por debajo del 20 por ciento, son Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Asturias. Al respecto, el coordinador del Grupo de Trabajo de Lípidos de la SEMERGEN, el doctor Ángel Díaz Rodríguez, señaló que estas variaciones son debidas fundamentalmente a factores ambientales y genéticos. En cuanto a la prevención y tratamiento, en su opinión, todas las acciones deben ir encaminadas inicialmente a poner en marcha un doble abordaje poblacional, con medidas de prevención y promoción de la salud a nivel de salud, promovidas desde las Administraciones Públicas; e individual de alto riesgo, identificando y tratando prioritariamente a los individuos con mayores riesgos. PROTOCOLO PARA EL PACIENTE DISLIPÉMICO Para el abordaje integral del paciente dislipémico, el Grupo de Lípidos de SEMERGEN ha desarrollado una nueva herramienta, el 'Semergen.Doc de Dislipemias', que implica a médicos y enfermeras como elementos clave en el manejo y control de las dislipemias, mediante actividades protocolizadas. El objetivo del documento es tipificar la hiperlipemia, conocer los factores de riesgo que presenta el paciente, así como establecer los objetivos de control y la estrategia de tratamiento más adecuada para conseguirlos. Por todo ello, se abarcan los aspectos más destacados de la epidemiología de las enfermedades cardiovasculares y de las dislipemias: definición, despistaje, diagnostico, actividades preventivas y tratamiento precoz. Además, el documento realiza un análisis de las dislipemias en situaciones especiales de interés para los profesionales de AP, a los que tienen que dar respuesta en la práctica clínica habitual por sus peculiaridades: diabetes mellitus, cardiopatía isquémica, hipertensión, síndrome metabólico, ictus, nefropatía, enfermedad arterial periférica e infección por VIH. Según explicó la vicepresidenta 1ª de la sociedad médica, la doctora Paloma Casado, se trata de un proyecto que pretende ser un "protocolo de actuación para el profesional, que tenga una puesta al día los más actualizada posible". En el mismo sentido, García Morro destacó que espera que este documento se convierta en un "documento guía" que el médico use de modo que consiga que el paciente llegue al objetivo de control. Para ello destacó que se trata de un protocolo "esquemático y sencillo" para que los médicos de AP puedan atender "fácilmente" a los pacientes. Por su parte, Díaz Rodríguez, afirmó que esta nueva herramienta tienen la finalidad "concienciar, fomentar y mejorar la práctica clínica habitual, y que el manejo y el grado de control de los pacientes de alto riesgo sea cada vez mayor, con lo que contribuiremos en el futuro a disminuir la carga y el impacto de las enfermedades cardiovasculares en España".