Hospital de Galdakao integra dos técnicos de rayos en su laboratorio de ecocardiografía y disminuye la espera a 21 días

BILBAO, 19 (EUROPA PRESS)

El Hospital de Galdakao-Usansolo ha integrado a dos técnicos de rayos en su laboratorio de ecocardiografía, lo que ha permitido incrementar el número de estudios realizados en horario de mañana en un 40 por ciento sin aumentar el número de médicos y disminuir la lista de espera a 21 días para pacientes ambulantes y entre 24 y 48 horas para pacientes ingresados no urgentes.

Según explicó el hospital, la ecocardiografía, técnica de imagen más utilizada en el diagnóstico de enfermedades cardiacas, ha dejado de ser solicitada exclusivamente por cardiólogos para convertirse en un "servicio central" demandado por todas las especialidades médicas y quirúrgicas.

En el Hospital de Galdakao-Usansolo, de los 5.500 estudios realizados en 2007, el 34 por ciento fueron pacientes remitidos de otras unidades, según indicó la jefa de sección de Cardiología del centro sanitario vizcaíno, Eva Laraudogoitia.

Actualmente, además de solicitar un ecocardiograma a todos los pacientes con sospecha de cardiopatía se realiza una ecocardiografia previa al inicio de tratamiento quimioterápico y durante su seguimiento, en los pacientes con hipertensión arterial y en los preoperatorios de cirugía vascular mayor.

Debido a este incremento de la demanda y a la escasez de cardiólogos, el Hospital de Galdakao-Usansolo tomó la decisión de integrar técnicos en ecocardiografia para realizar parte de un trabajo que en la actualidad no pueden abarcar, con el objetivo de "aliviar a medio plazo la sobrecarga asistencial".

Se trata de integrar al laboratorio de imagen cardíaca técnicos de rayos para la realización de ecocardiogramas transtorácicos. Al finalizar la recogida de imágenes el técnico envía el estudio por la red al servidor, y de allí se visualizan en las distintas estaciones de trabajo, donde el cardiólogo realiza la interpretación pertinente.

Esta iniciativa del Hospital de Galdakao-Usansolo de poner en marcha un programa de formación de técnicos de diagnóstico por imagen con la idea de mejorar la eficiencia de la unidad de imagen cardíaca fue premiada el pasado mes de noviembre. Euskalit (Fundación Vasca para la Calidad), en colaboración con Innobasque (Agencia Vasca para la Innovación), concedió al centro vizcaíno el primer premio a la mejor práctica de innovación como reconocimiento a su labor.

ESTUDIOS REALIZADOS

Según indicaron desde el hospital, el principal problema al que se ha tenido que hacer frente es la "ausencia que hay en España de un programa de formación de técnicos de ultrasonidos". Por ello, ha sido necesario "basarse en experiencias previas" y durante tres semanas dos técnicos seleccionados recibieron una formación inicial en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, centro pionero en España n la implantación de esta experiencia, que cuenta con profesionales formados desde hace quince años.

Posteriormente, a finales de marzo de 2008, estos dos técnicos comenzaron su formación-acción en el Hospital de Galdakao-Usansolo, que se prolongó hasta marzo de este año, puesto que se estimó que el periodo ideal de formación era de un año. Para que el proyecto obtuviese los resultados más óptimos posibles se contó con la tecnología adecuada y con la digitalización del servicio, llevada a cabo en 2007.

Transcurridos casi 14 meses desde la implantación del programa, los resultados no se han hecho esperar. De momento se ha conseguido formar a dos técnicos en la correcta obtención de imágenes ecocardiográficas, aumentar el número de estudios realizados en horario de mañana en un 40 por ciento sin aumentar el número de médicos, y disminuir la lista de espera a 21 días para pacientes ambulantes y entre 24 y 48 horas para pacientes ingresados no urgentes.

Se espera que este sistema consiga poder realizar más estudios ecocardiográficos sin aumentar el número de cardiólogos y supone, además, una importante promoción para los técnicos de FP2.