Tabaquismo e hipertensión causan una de cada cinco muertes evitables

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Uno de cada cinco fallecimientos evitables se deben al tabaquismo y la hipertensión, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard que se publica en la revista 'PLoS Medicine'. Los investigadores han realizado una evaluación integral de los doce factores de riesgo asociados al estilo de vida que, de mantenerse en los niveles óptimos, podrían evitar muchas de las muertes que se producen en los Estados Unidos.

El estudio, dirigido por Majid Ezzati, estimaba el número de muertes evitables causadas por doce factores de riesgo. Son factores asociados con el estilo de vida que incluyen el tabaquismo, la inactividad física, aspectos de la dieta como el consumo elevado de sal y bajo de frutas y verduras, y factores metabólicos que a menudo surgen de la dieta y el estilo de vida pero que suelen dar lugar a tratamientos clínicos como la hipertensión y la glucosa en sangre.

Estos denominados factores de riesgo modificables pueden cambiarse o ser controlados por los individuos o a través de tratamientos médicos. Pueden acortar la esperanza de vida de la persona a través de aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca, el ictus, los cánceres y otras enfermedades crónicas.

Los investigadores diseñaron un método de "evaluación del riesgo comparativo", una estimación del número de muertes que podrían evitarse si los factores de riesgo modificables se encontraran en un punto óptimo.

Los autores recopilaron datos de mortalidad del centro nacional de estadísticas sobre la salud y concluyeron que de los 2,5 millones de muertes en los Estados Unidos en 2005, casi 470.000 se asociaban con el tabaquismo y cerca de 400.000 con la hipertensión. Una de cada diez muertes se asociaba con la obesidad y el sobrepeso y el consumo elevado de sal con una de cada 25 muertes entre adultos.

El análisis sugiere que al centrarse en pocos factores de riesgo existen una gran posibilidad de reducir el número de muertes evitables. Además, los autores subrayan que existen intervenciones a nivel individual y de población que se están mostrando eficaces para combatir tanto el tabaquismo como la hipertensión. A pesar de ello, la reducción de ambos factores de riesgo parece haberse estancado e incluso retrocedido en algunas áreas.

Según concluye Ezzati, "la investigación, implementación, control y evaluación asociados a las intervenciones es crucial para reducir el número de muertes evitables en los Estados Unidos y en cualquier otro lugar".