Un estudio confirma la influencia del plomo en las enfermedades cardíacas

  • Washington, 2 abr (EFE).- Las altas concentraciones de plomo en el flujo sanguíneo están estrechamente vinculadas con un mayor riesgo de muerte causada por enfermedades coronarias, reveló un estudio divulgado hoy por la revista Environmental Health.

Un estudio confirma la influencia del plomo en las enfermedades cardíacas

Un estudio confirma la influencia del plomo en las enfermedades cardíacas

Washington, 2 abr (EFE).- Las altas concentraciones de plomo en el flujo sanguíneo están estrechamente vinculadas con un mayor riesgo de muerte causada por enfermedades coronarias, reveló un estudio divulgado hoy por la revista Environmental Health.

Científicos de la Universidad de Pittsburgh y de la Universidad de Maryland indicaron que el estudio realizado a 533 mujeres estadounidenses determinó que cuando los niveles de plomo son altos el nivel de muerte cardíaca se triplica.

Las mujeres tenían entre 65 y 87 años y comenzaron a participar en el estudio desde 1986.

Según Naila Khalil, miembro del grupo de investigadores, los datos sobre su salud y sobre su muerte fueron registrados en detalle.

Khalil dijo que en los últimos 30 años el uso del plomo en altas concentraciones ha disminuido de manera considerable, pero sigue siendo fuente de preocupación para las autoridades de la salud.

"El plomo es un metal tóxico y los resultados (del estudio) se suman a la creciente gama de pruebas sobre sus efectos en la salud", añadió.

El último estudio realizado por las autoridades de salud de EE.UU. indica que desde hace unos 30 años el uso del plomo se ha reducido a alrededor de un 20 por ciento.

Sin embargo, las mujeres que participaron en el estudio estaban vivas cuando el metal se usaba en pinturas, sistemas de distribución de agua y como aditivo de la gasolina.

La concentración promedio de plomo en esas mujeres era de 5,3 puntos y en algunas de hasta 21,0.

Según Khalil, en las mujeres con una concentración de 8,0 puntos el aumento en el riesgo de muerte cardíaca crecía en un 73 por ciento.

"En especial, el plomo en el torrente sanguíneo estaba vinculado a una triplicación del riesgo de muerte por enfermedades cardíacas", señaló.