Uno de cada diez fumadores podría dejar este hábito si recibiera consejo de todo el personal sanitario, según un estudio

SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS) Uno de cada diez fumadores podría dejar este hábito pernicioso si recibiera consejo "de todo el personal sanitario" que trabaja en hospitales y centros de salud, según se desprende de un estudio realizado por la Unidad de Neumología del Hospital Infanta Margarita de Cabra (Córdoba). De hecho, entre las principales conclusiones de este trabajo, que se presentaran en el 'XXXV Congreso de Neumosur', que se celebra en Málaga del 26 al 28 de marzo, se aboga por una "mayor implicación" de este personal sanitario en la intervención terapéutica sobre el tabaquismo. Así, este trabajo advierte de que "no se recaban datos suficientes sobre el consumo de tabaco" en los pacientes que acuden a los hospitales y centros de salud, "incluso en los que las patologías cardiorrespiratorias eran predominantes", toda vez que insiste en el hecho de que "no se ofrecen consejos médicos para intentar evitar una adicción crónica". Por ello, los autores del estudio recomiendan la puesta en marcha de un programa que promueva "la implicación del especialista y del resto de sanitarios" en el abordaje terapéutico básico del hábito de consumo de tabaco, según informó en una nota el comité organizador de este congreso. Además, recuerdan que el tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica producida por el consumo de tabaco, siendo la principal causante de enfermedad y muerte evitable en los países desarrollados y agregan que, dentro de su tratamiento no farmacológico, el consejo médico para frenar el consumo de tabaco "constituye una herramienta sencilla, barata, cómoda y enormemente eficiente". Este estudio analizó los informes de alta de 364 pacientes ingresados en el servicio de Medicina Interna del Hospital Infanta Margarita de Cabra, integrado por las unidades de Medicina Interna, Cardiología, Digestivo y Neumología. Del total de estos enfermos, a 106 se les preguntó y anotó en la historia clínica sobre su consumo de tabaco (el 29,1 por ciento de los ingresados), siendo fumadores el 26 por ciento, ex fumadores el 46 por ciento, no fumadores el 5 por ciento y pacientes sin hábitos tóxicos el 23 por ciento. La edad media de los pacientes ingresados fue de 71 años, de los que 199 eran hombres y 165 mujeres. Por especialistas, el cuestionario se realizó en la Unidad de Neumología a un 40,5 por ciento de los pacientes ingresados, en Cardiología al 39,5 por ciento, en Medicina Interna a un 28,2 por ciento y en digestivos al 10,5 por ciento. Los pacientes manifestaron que padecían en un 47,1 por ciento patologías respiratorias y en un 28,6 por ciento cardíacas, recibiendo consejos para evitar el consumo de tabaco sólo 11 pacientes (10 por ciento de los preguntados y a 33 por ciento de los fumadores) de los 106 a los que se les preguntó por su habito. Para Juan Carlos Bioque, autor del estudio, el personal sanitario "todavía no se ha concienciado de la importancia que tiene una herramienta tan barata y eficiente como dedicarle un pequeño tiempo a aconsejar a los pacientes sobre la necesidad de dejar de fumar y los beneficios que tiene para las personas", concluye.