Dormir poco y abusar del café provocan trastornos de voz

Al menos un 5% de los españoles padece trastornos de la voz debido a los abusos y prácticas incorrectas. Las profesiones más castigadas son camareros y telefonistas de empresas de marketing, aparte de los profesores, cuyas tasas de baja laboral por problemas de laringe alcanzan el 22%.

Con motivo del Día Mundial de la Voz, la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial (SEORL PCF) ha reunido a profesionales y expertos en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid para concienciar a la población en general de los beneficios de conservar una buena voz.

Dentro de los actos organizados, actores, alumnos y profesores han participado en una maratón de 5 horas de canto en el Conservatorio bajo el lema “Deja oír tu voz”, tras la cual podrán realizarse análisis y comprobar cómo reaccionan sus laringes ante determinados esfuerzos.

Gritones y fumadores

Los expertos reconocen que, en España, las malas costumbres como gritar demasiado, abusar del tabaco y el alcohol o frecuentar los entornos ruidosos provocan lesiones en las cuerdas vocales. Estos trastornos pueden repercutir en la calidad de vida de los pacientes, ya que evitan que se puedan comunicar con normalidad.

El catedrático de Otorrinolaringología de la Universidad de Alcalá de Henares y Jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Ramón y Cajal, Ignacio Cobeta, comenta que “más allá de su importancia como expresión artística, la voz es un medio esencial de comunicación humana, por eso el objetivo del Día Mundial este año es el de concienciar a la población general sobre los beneficios de una mejor atención vocal”.

Entre los consejos que dan los expertos para mantener la salud de la voz encontramos:

  1. Evitar el ruido ambiente. Los entornos en los que nos vemos obligados a hablar demasiado alto debido al volumen externo provocan las peores circunstancias para ejecutar la voz con normalidad, sobre todo si van acompañados de polución.
  2. No hablar por encima de nuestras posibilidades. Muchas personas están acostumbradas a elevar demasiado la voz durante mucho tiempo, sobrepasando sus límites personales. Estás personas suelen tener problemas de disfonía y tendencia a padecer enfermedades vocales.
  3. Evitar los tóxicos. El tabaco genera irritación y sequedad que puede llegar incluso a provocar cáncer, por tanto cuanto menos… mejor.
  4. Utilizar bien los recursos vocales. Respirar correctamente, aprender a provocar los sonidos sin tensión, hablar con entonación y a una velocidad adecuada ayudan a cuidar la laringe.
  5. Buena hidratación. El café y las bebidas con cafeína extraen agua de las mucosas y las resecan. Para lubricarlas correctamente es necesario beber al menos 1,5 litros de agua al día.
  6. Evitar aclararse la tos. Toser con fuerza y aclarar la garganta con carraspeos no es una buena práctica, aunque está bastante extendida entre la población. La mejor solución es respirar profundamente y provocar un suspiro prolongado y forzado mientras se exhala el aire.
  7. Dormir lo suficiente. Al menos 6 horas son las necesarias para no provocar cansancio vocal. La falta de sueño y las tensiones psicológicas predisponen a las lesiones ya que aumentan el grado de contracción de las cuerdas.
  8. Hablar poco en caso de laringitis. Uno de los consejos más “obvios”, pero que no está de más es utilizar poco la voz cuando se sufren catarros y congestión de las vías respiratorias.
  9. Buena salud general, ejercicio y alimentación equilibrada. La buena salud y el ejercicio hace que se tenga una mayor capacidad pulmonar y el aire es un elemento energético de la voz.
  10. Acudir al otorrinolaringólogo. Las alteraciones de la voz que duran más de 15 días suelen reflejar una alteración estructural en las cuerdas vocales, por lo que es necesario acudir a un especialista.