Calderón suspende su asistencia a la feria de turismo de México en Acapulco por el brote de gripe porcina

ACAPULCO (MÉXICO), 26 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Rocío Huerta)

El presidente mexicano, Felipe Calderón, suspendió su visita a la inauguración de la Feria de Turismo Tianguis, celebrada en Acapulco, a raíz del brote de gripe porcina que ya ha matado a 25 personas en México, según cifras del Gobierno, aunque podrían ascender a 81 si se confirma que las demás también se debieron a la nueva cepa del virus.

El ministro de Sanidad, José Ángel Córdova, confirmó ayer que se han detectado un total de 1,324 pacientes "que actualmente están en estudio". Calderón, por su parte, aseguró que las medidas decretadas contra la gripe porcina, entre las que se encuentra el aislamiento de enfermos y el ingreso a sus hogares, son atribuciones que le da la Constitución en casos de "emergencia".

Además, argumentó que es necesario impedir la transmisión de la enfermedad "a cualquier costo" y pidió a los mexicanos que permanezcan "tranquilos", ya que el Gobierno cuenta con los medicamentos necesarios. Recordó también que la vacunación no es un método viable por el momento ya que se trata de una mutación del virus.

Por otra parte, aseguró hoy que la mayoría de los más de 1.300 infectados por el virus de la gripe porcina ya han sido dados de alta y se recuperarán. "Es muy importante actuar rápido y actuar con seriedad, pero también es muy importante mantener la calma y colaborar con las autoridades e informar de los casos que se presenten", afirmó Calderón en una reunión del consejo de salud.