Diversos colectivos se manifiestan hoy en Aracena contra la vía rápida de la N-433

HUELVA, 28 (EUROPA PRESS) Distintos colectivos participan hoy en una manifestación en Aracena (Huelva), a partir de las 11,30 horas en esta localidad serrana, contra la reconversión de la N-433 en vía rápida, la carretera que va desde Venta del Alto (Sevilla) a El Rosal de la Frontera (Huelva) con la frontera de Portugal. Bajo el lema de 'La vía rápida me parte el corazón', haciendo alusión al trazado de esta carretera por el parque, las plataformas de 'Vía Rápida No' de Cortegana y Aracena se unirán a vecinos, colectivos y asociaciones afectadas "para mostrar que es un despropósito que se realice esta obra", según indicó a Europa Press el portavoz de la plataforma de Cortegana, José María Romero. La manifestación partirá desde la Plaza de San Pedro, junto a las Grutas de las Maravillas, hacia las oficinas del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, "donde se leerá un decálogo y distintos comunicados". Este decálogo expresa que esta infraestructura "arrasa el Parque Natural, espacio protegido, declarado Reserva Natural de la Biosfera por la Unesco; no existen razones que justifiquen la declaración de la vía rápida como de interés general" y añade que "el único interés general es devolver a los hijos el paraíso que legaron de sus padres". Además, recoge que "ya existen alternativas al norte, este y sur por las que canalizar el tráfico pesado" y subraya que esta vía "se ha diseñado contra los serranos y su entorno, porque impide el desarrollo normal de sus actividades agrícolas, ganaderas y turísticas". Su construcción conlleva, según recoge este documento, "que más tráfico pesado pase por el Parque Natural, de 1.200 vehículos por día actualmente a 12.300 en el año 2031", y se producirá, según añade, "el arranque de miles de encinas, alcornoques, quejigos y castaños, contaminará acuíferos y destrozará vías pecuarias". 'PARTIDOS EN DOS' Además, este colectivo defiende que "la doble valla metálica de la vía rápida los divide y los separa" y que "se trata de aumentar la velocidad para llegar antes y la Sierra no tiene prisa". Sobre los rechazos al proyecto, Romero recordó que incluso los ayuntamientos "de Cortegana, Aracena e Higuera de la Sierra han votado en contra" del mismo y apostó por "adecentar la N-433, que se acabó en los años 90 y es una carretera joven con un excelente trazado".