El Ayuntamiento recuerda que el "mejor aliado" para ganarle la batalla a la hepatitis es la detección precoz

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

La Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de Valencia recordó hoy, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial de la Hepatitis, que "el mejor aliado para ganarle la batalla a la hepatitis es la detección precoz y el tratamiento", según informaron fuentes del consistorio valenciano en un comunicado.

Los virus de la hepatitis B y C ya infectan 500 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Para el primer virus hay una vacuna, mientras que la del segundo se halla en fase de investigación. En cualquier caso, la Concejalía afirmó que "sí existen tratamientos eficaces que combaten de los tres tipos de hepatitis más comunes: la de tipo A, B y C, mejoran la calidad de vida y evitan los daños que los virus pueden producir a un órgano tan vital como el hígado".

La concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, afirmó que "la detección y el tratamiento precoz es vital para lograr recuperar la salud, tener mejor calidad de vida y evitar la posibilidad de contagiar la hepatitis a otros. El gran riesgo es no saber que se puede estar infectado. Las personas que se han hecho la prueba, y ésta ha dado positiva, saben que pueden comenzar junto a su médico el mejor camino hacia la recuperación y la curación".

La causa de la hepatitis, una afección o enfermedad inflamatoria que afecta al hígado, puede ser infecciosa (viral, bacteriana), inmunológica (por auto-anticuerpos) o tóxica (por ejemplo, por alcohol, venenos, fármacos). El síntoma principal es la ictericia (coloración amarilla de la piel). Además, como consecuencia de la inflamación, se bloquea el paso de la bilis que produce el hígado al descomponer la grasa, y se altera la función del hígado.

Bernal manifestó que "los estudios confirman que los portadores de hepatitis que no son diagnosticados suelen presentar una expectativa de vida significativamente menor a la media normal", por lo que consideró "necesario que cada uno sea responsable y proteja su propia vida y la de los demás". Una buena forma de hacerlo, dijo, "es someterse a un análisis de sangre específico para descartar cualquier infección de hepatitis, sobre todo, cuando pueda darse algún tipo de duda o práctica que implique riesgo de contraer la enfermedad".