El niño que murió en Texas era mexicano y sus familiares no han desarrollado síntomas

NUEVA YORK, 29 (EUROPA PRESS)

El niño de casi dos años que falleció hoy en Estados Unidos por gripe porcina, lo que le convierte en la primera víctima mortal en su país, era mexicano y vivía muy cerca de la frontera con Texas, según informaron las autoridades de la ciudad de Houston, capital del estado norteamericano.

"Es importante para todos que sepan que (...) este niño era un residente de México que viajó a Texas para visitar a su familia", explicó David Persse, director de los servicios médicos de emergencia de Houston, quien añadió que los familiares del menor "están sanos y no tienen síntomas".

Al parecer, según indicó Persse, el niño vivía en la localidad de Matamoros, situada en la frontera entre México y Texas. Mientras, la portavoz del Departamento de Sanidad de Houston, Kathy Barton, dijo a la CNN que el menor había sido trasladado a Estados Unidos para ser tratado de gripe porcina, lo que indicaría que se habría contagiado en su país de origen.

El presidente norteamericano, Barack Obama, expresó sus condolencias a la familia del niño e hizo un llamamiento a los colegios de todo el territorio que tengan casos sospechosos o confirmados para que "consideren cerrar temporalmente" para una mayor seguridad.

No obstante, las autoridades creen que la gripe porcina podría extenderse por Estados Unidos. "La gripe es una infección muy grave y cada virus es único, y por eso es difícil saber lo que vamos a ver. Pero dado lo que hemos visto en México esperamos ver más infecciones graves y más muertes", declaró a la CNN el director del Centro de Control de Enfermedades (CDC), el doctor Richard Besser.

Por ello, subrayó que el CDC está "tomando medidas agresivas para intentar limitar el impacto" de la gripe en la población norteamericana, pero no cambiará las recomendaciones que ya emitió a principios de semana cuando el virus se extendió por México y se conocieron los primeros casos en Estados Unidos.

En este sentido, pidió a la población que mantenga la "perspectiva" con respecto a este virus, ya que recordó que la gripe provoca cada año "decenas de miles de muertos en este país, de media unas 36.000 muertes".