El sexo inseguro hace crecer las infecciones de transmisión sexual en Canarias, según Colegio de Médicos de Las Palmas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 (EUROPA PRESS) El sexo inseguro hace crecer las infecciones de transmisión sexual en Canarias, según informó hoy en un comunicado el Colegio de Médicos de Las Palmas, que indicó que "es conveniente concienciar a la población de los riesgos de practicar sexo inseguro durante las fiestas de Carnaval". Según el dermatólogo Agustín Viera, la promiscuidad, la falta de información y formación sexual, el pudor a consultar y la relajación en el uso del preservativo han llevado a un aumento de su incidencia. Si se reconoce algún síntoma o se tienen relaciones sexuales sin protección fuera de la pareja es necesario acudir lo antes posible al médico de cabecera, a un centro especializado en Infección de Transmisión Sexual o a dermatólogos. "El dermatólogo es el médico especialista de las enfermedades de transmisión sexual", apunta el doctor. El especialista entiende que durante estos días con motivo de las fiestas de Carnaval hay que "insistir a la población en que mantenga hábitos saludables en sus relaciones sexuales y animar que consulte al médico ante cualquier síntoma". De esta manera, "reduciremos el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual utilizando correctamente el preservativo desde el inicio del acto sexual y evitando relaciones sexuales con personas que desconozcamos si tienen alguna infección", recalcó el experto. Además, recomendó que antes de iniciar las relaciones sexuales sin protección en parejas estables "se realicen estudios analíticos". El mismo doctor insistió en explicar que "no se evitan las infecciones de transmisión sexual otras medidas como lavarse los genitales después del contacto o aplicaciones vaginales de antisépticos o antibióticos". AUMENTO DE LAS INFECCIONES El Colegio de Médicos sostiene que existe un aumento considerable en Canarias del número de infecciones de transmisión sexual. Concretamente, la sífilis y la infección gonocócica han duplicado, prácticamente, su incidencia entre la población de las islas. Según los últimos datos, de 158 infecciones en 2006, los médicos canarios pasaron a registrar 213 casos de sífilis durante 2007. Un aumento similar se cuantificó en el caso de la gonorrea, pasando de sólo 32 casos en 2006 a los 169 enfermos contabilizados el pasado año. Pero el caso de la sífilis no es el único. Otras enfermedades de transmisión sexual como las uretritis, el herpes genital y los condilomas han ido aumentando de forma progresiva en los últimos cinco años. "Hay que tomar estas cifras con bastante cautela porque sabemos que, en este tipo de enfermedades, hay una infradeclaración, es decir, no hay obligación de declararlas como las de origen vírico (herpes genitales o condilomas que es lo que más diagnosticamos los dermatólogos en nuestras clínicas) y existe secretismo o vergüenza a la consulta por parte de muchos de los pacientes que las sufren", añade la nota. Respecto a la transmisión del virus del VIH, las cifras se mantienen constantes, siempre por debajo de la media española. Canarias no difiere demasiado respecto a otras regiones, unas 150 nuevas infecciones al año. En el archipiélago la principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales desprotegidas. Algunos autores sugieren que las cifras oficiales sean multiplicadas, en algunos casos por 10 y en otros por 30, dependiendo del rigor de la declaración, para estimar el alcance de las ITS. Entre las posibles causas de este aumento puede que pese bastante la disminución de la percepción del riesgo, una bajada de guardia potenciada por los avances en el tratamiento del SIDA.