La hepatitis C se erradicará por sí misma

COPENHAGUE (DINAMARCA), 24 (EUROPA PRES/Salvador Alcaide)

El bajo riesgo de transmisión del virus de la hepatitis C, tan sólo a través de la sangre, y su difícil contagio en la actualidad hacen que prever que dicha enfermedad, que afecta al 2,5 por ciento de la población en España, se acabe erradicando por sí misma, según afirmó hoy en el consultor senior de Digestivo del Hospital Donostia (San Sebastián), Manuel García Bengoechea, en el marco de la reunión anual de la Sociedad Europea para el Estudio del Hígado (EASL, según sus siglas en inglés) celebrado estos días en Copenhague (Dinamarca).

Precisamente en este encuentro se ha presentado el primer ensayo clínico para desarrollar una vacuna contra la hepatitis C crónica, aunque este experto se mostró "cauto" ante este hallazgo ya que, según advierte, "no es fácil de conseguir ante la complicación del virus", que generalmente no suele dar síntomas hasta que el hígado está muy deteriorado.

En España, la prevalencia de la enfermedad es incluso mayor que la hepatitis B, aunque el doctor García Bengoechea aseguró, en declaraciones a Europa Press, que "en los últimos años ya apenas se producen contagios".

Esto se debe, explicó, a que se transmite directamente a través de la sangre y los contagios hoy en día sólo están asociados a posibles errores en una transfusión, algo que sin embargo está altamente controlado --De hecho, la probabilidad es de un contagio por cada millón de donaciones de sangre-- mientras que el desarrollo de nuevos fármacos hace posible que en un 60 por ciento de los casos los nuevos contagios tengan cura.

La población de infectados crónicos en España está más bien marcada por un periodo concreto, entre la década de los 60 y los 90, ya que hay "una gran bolsa de hepatitis C que la forman infectados por por el uso de jeringas antiguas no desechables y por el consumo de droga intravenosa".

Así, el doctor García Bengoechea explicó que estas prácticas de riesgo ya están erradicadas y que el paciente actual en su mayoría es de unos 40-50 años, de ahí que una vez pase esta generación la prevalencia del virus "descenderá drásticamente".

FUERTE RELACIÓN CON EL CÁNCER HEPÁTICO

De hecho, la mayor prevalencia del virus en este grupo de edad está relacionado con la "epidemia de cáncer hepático" que se está viviendo en España en los últimos años, según este experto. De hecho, más de la mitad de estos tumores tienen su origen en una infección por hepatitis C, que va generando un proceso cirrótico que desemboca en cáncer.

"En los últimos años ha aumentado la incidencia de estos tumores, y generalmente están asociados al consumo de alcohol y a posibles infecciones del virus de hace más de 20 años", explicó García Bengoechea, lamentando que el efecto "silenciador" del virus hace que el tumor se detecte cuando el hígado ya está en muy malas condiciones.