Los virus no tienen nacionalidad, dice España en apoyo a México

MADRID (Reuters) - Una enorme bandera mexicana saluda a la madrileña plaza de Cibeles desde la Casa de América, rebautizada temporalmente el jueves como "Casa de México", en apoyo y solidaridad con el pueblo mexicano por la epidemia del nuevo virus de la gripe, el H1N1.

Ante el micrófono situado en las escalinatas del Palacio de Linares, y tras escuchar a un coro de niñas mexicanas, han desfilado políticos, diplomáticos, intelectuales y gentes de las artes de ambos lados del Atlántico, que expresaron su apoyo o leyeron mensajes enviados desde el propio país azteca.

"Estamos ante un virus sin nacionalidad (...) Ante una amenaza global, es el tiempo más que nunca de colaboración entre países", dijo el embajador mexicano en España, Jorge Zermeño, que lamentó que algunos países hayan cancelado vuelos y recomendó a los medios de comunicación difundir opiniones expertas que no creen alarma y confusión social.

El diplomático declaró que su país ya está volviendo a la normalidad y trabajaba para evitar los "daños colaterales" que provocará la gripe en la economía nacional.

"Este virus tiene que ver con los genes y los cromosomas, no con las nacionalidades", apuntó Enrique Márquez, coordinador del Bicentenario de la Ciudad de México, que hablaba en nombre de la capital.

La que será temporalmente Casa de México - cuyos ciudadanos han visto como algunos países les situaban en cuarentena por precaución y temor ante el virus sólo por su procedencia y sin presentar ninguna señal de la enfermedad - está colgando en su página web (www.casamerica.es) todos los mensajes de apoyo que llegan y los leídos en este acto.

"México no está en cuarentena y esta muestra de solidaridad siempre la vamos a tener muy presente", dijo la cantante mexicana Paulina Rubio sobre su país, que ha estado prácticamente paralizado durante días, sin actividades cotidianas como ir al cine o salir a cenar para evitar la propagación del virus H1N1, que se ha cobrado la vida de 42 personas y contagiado al menos a 659 sólo en México.

Otros, como el cantante Javier Gurruchaga, que con ironía dijo que acababa de llegar del país norteamericano "estupendo aunque un poco más gordo", pidieron en sus intervenciones menos cinismo e hipocresía y más solidaridad.

"Convendría que chinos, rusos, Sarkozy y sus aviones, fueran un poquito más solidarios (…) No deja de ser una gripe importante (…) pero en fin, un catarrito más, no exageremos", concluyó.

El virus H1N1 se ha extendido a 24 países con un total de más de 2.000 infectados, pero sólo ha causado víctimas mortales en México y dos en Estados Unidos.

La Casa de América ha querido así devolver la hospitalidad, el apoyo y el refugio que México ha otorgado a España en tantas ocasiones, según indicó la directora de esta institución, Inmaculada Turbau.