Obama pide al Congreso 1.500 millones de dólares para combatir el brote de gripe y los casos aumentan a 69

NUEVA YORK, 28 (del corresponsal de EUROPA PRESS, Emilio López Romero)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha solicitado este martes al Congreso que apruebe una partida presupuestaria de emergencia de 1.500 millones de dólares (algo más de un millón de euros al cambio actual) para combatir el brote de gripe porcina, mientras siguen aumentando los casos de personas infectadas con el virus.

Así lo confirmó esta tarde (noche en España) el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, quien precisó que los recursos se destinarán a comprar nuevos fármacos antivirales, trabajar en el desarrollo de una vacuna que permita combatir el virus y reforzar el trabajo de las autoridades para evitar que la enfermedad se siga propagando.

La petición de la Casa Blanca llega poco después de que el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) anunciara que el número de casos confirmados por las autoridades sanitarias se eleva ya 69, según informó en rueda de prensa el director interino del centro, Richard Besser.

El principal brote sigue estando en la ciudad de Nueva York, con 45 personas infectadas por el virus H1N1, causante de la gripe porcina, seguido de 10 casos en el estado de Califonia, seis en Texas, dos en Kansas y uno en Ohio, indicó Besser, que precisó que de momento no se han confirmado nuevos casos en otras zonas de país aunque no descartó que pueda producirse más adelante.

El director del CDC, que subrayó que las autoridades federales están trabajando de forma coordinada con los responsables de Sanidad de los diferentes estados, precisó que en estos momentos permanecen hospitalizadas cinco personas, que ninguna de ellas reviste gravedad y que la media de edad de los infectados es de 16 años.

Las últimas estadísticas oficiales no recogen un presunto primer caso que las autoridades estatales de Indiana, en el Medio Oeste de Estados Unidos, aseguraron haber confirmado en las últimas horas, y tampoco otras cinco posibles infecciones destectadas en el estado de Nueva Jersey, en la costa este del país.

Poco antes de la rueda de prensa de Besser, el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, comparecía ante los medios de comunicación en Sacramento para anunciar que ha decretado el estado de emergencia en su estado y que ha solicitado a las autoridades federales nuevos fondos para hacer frente al brote de gripe porcina.