Un aumento de gérmenes en la boca aumenta el riesgo de ataque cardiaco

MADRID, 1 (EUROPA PRESS) Un mayor número de gérmenes en la boca, y no un tipo concreto de ellos, se asocia con un mayor riesgo de ataque cardiaco, según un estudio de la Universidad de Buffalo que se ha hecho público durante la Sesión General de la Asociación Internacional de Investigación Dental que se celebra estos días en Miami (Estados Unidos). Varios estudios han sugerido que existe una conexión entre los organismos que causan la enfermedad de las encías, conocida como enfermedad periodontal, y el desarrollo de la enfermedad cardiaca pero pocos estudios han evaluado esta teoría. Los investigadores han mostrado que dos patógenos orales de la boca están asociados con un mayor riesgo de padecer un ataque cardiaco pero que el número total de gérmenes, con independencia del tipo, era más importante para la salud cardiaca. Según explica Oelisoa M. Andriankaja, directora del estudio, "el mensaje es que incluso aunque algunos patógenos periodontales específicos han sido asociados con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria, la carga patogénica bacteriana total es más importante que el tipo de bacteria. En otras palabras, que el número total de 'bichos' es más importante que un único organismo". En el estudio participaron 386 hombres y mujeres de entre 35 y 69 años que habían sufrido un ataque cardiaco y 840 personas sin problemas de corazón que sirvieron como controles. Se tomaron muestras de placa dental, donde se adhieren los gérmenes, de 12 localizaciones de las encías en todos los participantes. Las muestras fueron analizadas en relación a la presencia de seis tipos comunes de bacterias periodontales, así como sobre el número total de bacterias. Los pacientes albergaban más cantidad de todos los tipos de bacterias que los controles. Sin embargo, sólo dos especies, conocidas como 'Tannerella Forsynthesis' y 'Preventella Intermedia', mostraban una asociación significativa estadísticamente con un mayor riesgo de ataque cardiaco". Los resultados mostraron que un aumento en el número de bacterias periodontales diferentes también aumentaba las probabilidades de ataque cardiaco. Según los investigadores, para evaluar esta posible asociación será necesario realizar estudios prospectivos, es decir, aquellos que midan las bacterias orales en los participantes sin problemas cardiacos cuando entren en el estudio y luego cuando se produzcan estos episodios cardiovasculares