El centro de salud Poniente celebra un nuevo taller de escuela de pacientes con insuficiencia cardiaca


CÓRDOBA|
El centro de salud Poniente celebra un nuevo taller de escuela de pacientes con insuficiencia cardiaca

El centro de salud Poniente celebra un nuevo taller de escuela de pacientes con insuficiencia cardiaca CÓRDOBA | EUROPA PRESS

El centro de salud Poniente del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir celebra un nuevo taller dentro del proyecto 'Escuela de Pacientes con insuficiencia cardiaca', iniciativa de la Consejería de Salud que quiere contribuir a apoyar a las personas con insuficiencia cardiaca, así como a quienes están en su entorno más cercano, para que puedan convivir con su patología de la forma más saludable y natural posible, incrementando su nivel de información y formación en la materia y aprendiendo autocuidado y herramientas de utilidad en su día a día.

Según ha indicado la Junta de Andalucía, la insuficiencia cardiaca, que afecta a más del siete por ciento de la población en mayores de 55 años, se produce cuando existe un desequilibrio entre la capacidad del corazón para bombear sangre y las necesidades del organismo. Como consecuencia, las personas que la padecen se sienten débiles, cansadas o notan dificultad para respirar y las actividades de la vida diaria pueden resultar difíciles de realizar.

La escuela de pacientes está liderada por los propios afectados, con el objetivo de aprender a realizar el seguimiento de su enfermedad, aunque están tutorizados y apoyados por profesionales sanitarios expertos en la materia. En el caso del centro de salud de Poniente, las profesionales referentes son la médica de familia Gertrudis Montes y la enfermera Magdalena García.

El proyecto se basa en la estrategia de formación de formadores, es decir, en el desarrollo de una serie de recursos educativos sobre diferentes patologías disponibles para todas las personas interesadas en la escuela y que son utilizadas para que sean los pacientes los que enseñen a otros a enfrentar su enfermedad.

Siguiendo esta metodología y de forma conjunta, una veintena de personas (entre sanitarios y pacientes) se formaron en 2016 en insuficiencia cardiaca en este centro de salud. Los mismos que durante este año están formando a otras personas nuevas incorporadas al proyecto. Cómo afecta a la vida la enfermedad cardiaca, elaboración de un plan de acción, consejos de alimentación y ejercicio físico o pensamiento positivo, son ejemplos de contenidos que se desarrollan en estos talleres.

En definitiva, la escuela de pacientes promociona e impulsa los conocimientos sobre el proceso de salud del paciente para que disponga de una adecuada adaptación al cambio de vida que se le genera. Asimismo, se instruye sobre el manejo adecuado de la medicación y régimen terapéutico, que posibilita eliminar la barrera de la ansiedad y el temor por conocimientos deficientes.

LA ESCUELA DE PACIENTES

La escuela de pacientes busca poner en contacto a pacientes, familiares, profesionales, personas cuidadoras, asociaciones y ciudadanía en general con el objetivo de aumentar la calidad de vida de las personas que padecen algún tipo de enfermedad. Se trata de establecer redes que no sólo ayuden a los enfermos y enfermas a convivir con su enfermedad, sino que también ayuden a la sociedad a comprender los retos a los que se enfrentan.

Es un proyecto impulsado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, a través de la Escuela Andaluza de Salud Pública. En la actualidad están operativas las siguientes aulas: Asma infantil, EPOC, insuficiencia cardiaca, diabetes (tipo 1 y 2), cáncer colorrectal, fibromialgia, cáncer de mama, cuidados paliativos, personas cuidadoras, enfermedad renal crónica y anticoagulación. También están disponibles diversos blogs especializados sobre celiaquía, artritis, fibromialgia, cuidados paliativos, cáncer de mama, sexualidad, e incluso de cocina con recetas saludables.

La insuficiencia cardiaca es muy frecuente, especialmente en personas de edad avanzada, y es una de las principales causas de ingreso hospitalario. En España, medio millón de personas padecen esta patología y en Europa afecta a 28 millones.