Cancelan el popular festival del Cinco de Mayo y cierran escuelas en Chicago

  • Chicago, 30 abr (EFE).- El festival del Cinco de Mayo fue cancelado como precaución por la gripe porcina que registra hasta el momento nueve posibles casos de personas contagiadas en Illinois, entre ellas, una niña hispana de 12 años cuya escuela fue cerrada en Chicago por las autoridades.

Cancelan el popular festival del Cinco de Mayo y cierran escuelas en Chicago

Cancelan el popular festival del Cinco de Mayo y cierran escuelas en Chicago

Chicago, 30 abr (EFE).- El festival del Cinco de Mayo fue cancelado como precaución por la gripe porcina que registra hasta el momento nueve posibles casos de personas contagiadas en Illinois, entre ellas, una niña hispana de 12 años cuya escuela fue cerrada en Chicago por las autoridades.

La Sociedad Cívica Mexicana anunció que no se realizará el tradicional festival este fin de semana en el Navy Pier, uno de los paseos más populares junto al lago Michigan, en el que estaba prevista la presencia de decenas de artistas e invitados que llegarían desde México.

"Preferimos pecar por ser demasiado cautelosos, pero queremos que la comunidad esté segura", dijo hoy Eduardo Rodríguez, presidente de la "Cívica", institución que realiza anualmente el festival en mayo y organiza un desfile y la ceremonia de El Grito de la Independencia mexicana en septiembre.

Rodríguez dijo que inclusive los visitantes tenían problemas para conseguir transporte aéreo desde Ciudad de México.

Quienes llegaron sin problemas a Chicago fueron los jugadores del equipo de fútbol América, que anoche derrotó 2-1 al Chicago Fire en un partido amistoso disputado ante un público mayoritariamente mexicano que colmó el estadio Toyota Park.

En las tribunas había algunos aficionados con mascarillas, e inclusive muchos de ellos utilizaron el jabón sanitario que distribuyeron los organizadores en los baños y cerca de los puestos de venta de bebidas y alimentos.

Las autoridades sanitarias municipales y estatales vigilan de cerca el avance de la gripe porcina en Chicago y suburbios, donde fueron cerradas tres escuelas públicas como precaución.

A la escuela primaria Kilmer, del barrio Rogers Park en el norte de Chicago, asiste la niña hispana de 12 años que se convirtió en el primer caso y fue internada en un hospital con sospechas de haber contraído la enfermedad.

La niña se recupera, pero la escuela fue cerrada y sus 850 alumnos- de los cuales un 60 por ciento son hispanos- deberán permanecer en sus casas por lo menos durante dos días.

El director ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago, Ron Huberman, dijo hoy que se controla la asistencia en las más de 600 escuelas del sistema, sin que hayan surgido otras sospechas de contagio.

El barrio Rogers Park de Chicago registra otro posible caso, el de un estudiante de 20 años que vive en el campus de la Universidad Loyola.

Las otras dos escuelas primarias cerradas por lo menos hasta el lunes pertenecen a las ciudades de Aurora y Batavia.

De las pruebas realizadas por el Departamento de Salud Pública de Illinois surgen nueve sospechas de contagio (cinco en Chicago) en personas que van desde los 6 a los 57 años.

"Como anticipamos, ahora estamos viendo posibles casos de gripe porcina en la ciudad y los suburbios", dijo hoy Terry Mason, director de salud pública municipal.

"Y esperamos que los casos aumenten en los próximos días, semanas y meses", agregó.

Las autoridades tratan de evitar el pánico, al tiempo que insisten con advertencias sobre la necesidad de lavarse las manos y evitar la aglomeración de personas.

"Es importante que la gente entienda el problema que estamos enfrentando", dijo en conferencia de prensa el director de salud pública estatal, Damon Arnold.

Dijo que durante la pandemia de gripe sufrida por Chicago en 1918, "no teníamos medicamentos. Ahora tenemos servicios de emergencia nunca vistos".

De todas maneras, en la iglesia católica San Ignacio de Rogers Park no se toman las cosas a la ligera.

El párroco Joe Jackson, que tiene una feligresía mayoritariamente latina, dijo que en la misa y comunión evitará compartir el vino consagrado y el contacto personal.

"Vamos a suspender los abrazos y apretones de mano por el momento", declaró al Chicago Tribune. EFE