Doce hospitales españoles participan en un estudio europeo sobre cáncer renal

  • Zaragoza, 18 feb (EFE).- Una treintena de hospitales europeos, de ellos doce españoles, entre ellos el Miguel Servet de Zaragoza, participan en un estudio para dibujar el perfil genético de los diferentes tipos de cáncer de riñón con el objetivo de afinar en el diagnóstico y en el posterior tratamiento.

Doce hospitales españoles participan en un estudio europeo sobre cáncer renal

Doce hospitales españoles participan en un estudio europeo sobre cáncer renal

Zaragoza, 18 feb (EFE).- Una treintena de hospitales europeos, de ellos doce españoles, entre ellos el Miguel Servet de Zaragoza, participan en un estudio para dibujar el perfil genético de los diferentes tipos de cáncer de riñón con el objetivo de afinar en el diagnóstico y en el posterior tratamiento.

Así lo ha señalado la coordinadora del estudio, la uróloga Pilar Laguna, del Hospital Universitario de Amsterdam, quien ha subrayado que el cáncer renal es el "mayor asesino" de los tumores urológicos, está experimentando un ligero crecimiento y cada vez se diagnostica en personas más jóvenes.

Laguna ha presentado las líneas generales de esta investigación, que se prolongará durante unos dos años, en una rueda de prensa celebrada en el marco del XII Curso Internacional de Urología que se ha inaugurado hoy en Zaragoza y en el que unos 500 especialistas podrán seguir en directo 29 intervenciones, de la que una correrá a cargo de esta doctora catalana.

El estudio, con el título "Diagnóstico de una microarray tisular en cáncer de riñón", se desarrollará entre la Universidad de Amsterdam y la de Zaragoza, con la participación de la Fundación Puigvert, de la que Laguna fue jefa de Servicio de Urología.

La pretensión es crear una base de datos, con entre 8.000 y 10.000 pacientes operados de cánceres de riñón, para poder hacer una selección epidemiológica adecuada al objetivo que se pretende, ha explicado su coordinadora.

El 30 por ciento de los pacientes con cáncer de riñón tienen ya metástasis en el momento del diagnóstico y el 25 por ciento de los operadores sin metástasis la desarrollarán en los próximos cinco años, ha informado Laguna.

Además, entre el 40 y el 50 por ciento de los diagnosticados morirán en los cinco a diez años siguientes por metástasis.

Sin embargo, la tecnología ha logrado que alrededor del 70 por ciento de los tumores se detecten cuando son todavía de pequeño tamaño y no han dado sintomatología, lo que redunda en las expectativas de vida y de posibilidades de curación, según Laguna.

Este tipo de tumor cancerígeno es el tercero con más incidencia entre los varones, después del de próstata y del de colón, y entre el cuarto y el sexto entre las mujeres, y todavía no tiene un tratamiento curativo, ha agregado.

Hasta hace poco tiempo, ha señalado Laguna, el tratamiento efectivo era la cirugía, pero en su opinión no es bueno amputarlo, ya que si es un órgano doble es porque es absolutamente necesario para la vida.

Por ello, ha agregado esta uróloga, se pensó en ir más allá de la cirugía convencional y conseguir "dibujar", a partir de la recuperación de tejidos cancerígenos, el perfil genético del cáncer renal, es decir, sus características moleculares, ya que hay muchos tipos, con diferentes subtipos y características patológicas.

Lo que ocurre después de la operación está, a veces, determinado por esos subtipos y fenómenos que se producen a nivel molecular, ha explicado, por ello si se pueden determinar las características moleculares se podría decir al paciente cual de ellos, independientemente de su tamaño, va a ser mortal, puede operarse o representa un riesgo.

Esto es algo importante -ha destacado Laguna- porque el 10 por ciento de las personas a las que se les quita un riñón por metástasis va a desarrollar insuficiencia renal a lo largo de su vida.

Además, en los últimos cuatro o cinco años las empresas farmacéuticas desarrollan medicamentos para tratar procesos individuales.