Ecologistas denuncia que la superación de límites de polución provoca 1.700 muertos al año en Madrid, infertilidad y alergia

No obstante, dicen que los índices fueron mejores que en 2007 "por la inestabilidad atmosférica pero no por el rotundo fracaso del Plan Azul"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Ecologistas en Acción afirmó hoy que la contaminación atmosférica en la Comunidad de Madrid volvió a superar los límites legales en la región en 2008, una problemática que provoca 1.700 muertos al año sólo en la capital, así como enfermedades respiratorias, cardiacas y unas alergias más intensas, entre otros patologías.

Los miembros de la organización señalaron, no obstante, que hubo menos superaciones de agentes contaminantes que en el pasado año gracias a la situación de lluvias, vientos e inestabilidad atmosférica en 2007, "una circunstancia puramente coyuntural, que nada tiene que ver con el rotundo fracaso del Plan Azul, que no pone coto al principal contaminador del aire madrileño, el intenso tráfico de vehículos".

Los datos que presentó hoy Ecologistas en Acción en su informe de 2008 están extraídos de la información que ofrece la Comunidad de Madrid a partir de su red de estaciones de medición de la contaminación. A juicio de la organización medioambiental, estos datos ponen de manifiesto "la mala calidad del aire" de la región debido, fundamentalmente, a su intenso tráfico rodado, "responsable hasta del 80 por ciento de la contaminación que sufren los ciudadanos de la Comunidad, lo que tiene gravísimas repercusiones sobre su salud".

EL CINTURÓN SUR DE LA REGIÓN, EL MÁS CONTAMINADO

El portavoz de Ecologistas Igor Gómez indicó que, según la Ley, en cuanto a dióxido de nitrógeno (NO2) no se deberían superar los 44 microgramos por metro cúbico de concentración media anual. A pesar de ello, resaltó que esos índices fueron soprepasados en las estaciones de Alcorcón (57 microgramos de media), Coslada (48), Getafe (47) y Madrid (55 microgramos por metro cúbico). "El NO2 afecta a los tramos más profundos de los pulmones, inhibiendo algunas funciones a los mismos, como la respuesta inmunológica, produciendo una merma de la resistencia a las infecciones. Los niños y asmáticos son los más afectados", dijo.

Respecto a las partículas en suspensión (PM10), los ecologistas afirmaron que el límite de superación de más de 35 días al año de 50 microgramos por metros cúbico se sobrepasó en 12 de las 213 estaciones de la red regional, "siendo las más afectadas las de Coslada y Leganés, con 99 superaciones cada una, seguida de Villarejo, Arganda y Alcalá de Henares, con 82, 77 y 77 superaciones respectivamente, más del doble de las permitidas". Para la concentración media anual, el límite legal se establece en 40 microgramos, que fueron rebasados, según sus datos, por dos estaciones.

La contaminación por partículas está relacionada con incrementos en la mortalidad total, mortalidad por enfermedades respiratorias y cardiovasculares, mortalidad por cáncer de pulmón e ingresos hospitalarios por afecciones respiratorias y cardiovasculares. "Estudios sobre efectos a largo plazo han estimado que la exposición a partículas en suspensión de los madrileños pueden reducir su esperanza de vida entre varios meses y dos años", dijo Gómez.

Por otro lado, apuntó que 21 de las 23 estaciones de la red registraron en 2008 superaciones del nivel de 120 microgramos por metro cúbico para la media octohoraria. De ellas, seis sobrepasaron además las 25 superaciones anuales que permite la ley, "que también establece un umbral de aviso a la población de 180 microgramos que fue superado en 13 de las 23 estaciones, siendo las más afectadas las de Orusco (14 superaciones), Majadahonda (10) y Collado Villalba (17)".

Los efectos adversos del ozono sobre la salud se deben a su potente actividad oxidante. A elevadas concentraciones el ozono causa irritación de ojos, superficies mucosas y pulmones. "Estudios epidemiológicos relacionan la exposición a corto plazo con inflamación de pulmón, síntomas respiratorias, incrementos en la medicación, morbilidad y mortalidad por afecciones respiratorias", indicó el portavoz de Ecologistas.

INFERTILIDAD, ABORTOS Y DEFORMACIONES

En este sentido, uno de los responsables de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Javier González Medel, manifestó que el Gobierno regional "no está prestando la atención que se merece a este problema de salud". "El estudio de APHIEIS 3 calcula que se producen al año 370.000 muertos relacionados con la contaminación atmosférica, 16.000 en España y 1.700 en Madrid. Así, fallecen cinco veces más que por accidentes de tráfico y nadie pone remedio", dijo.

Además de todas las complicaciones derivadas de la polución apuntados con anterioridad, González destacó que también provoca graves problemas alergénicos, ya que el polen entra en contacto con la contaminación y se vuelve más perjudicial, así como en la fertilidad, "ya que afecta a la calidad del esperma y que produce, además, deformaciones --en los fetos-- y un aumento en la tasa de abortos".

El portavoz de la asociación criticó la decisión del Ejecutivo autonómico de "desmantelar" la Dirección General de la Salud Pública, "la única comunidad que no dispone de este servicio y que parece que ni la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ni el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, le dan importancia o se toman en serio". "Ahora, con la nueva gripe, muchos ayuntamientos nos han manifestado que ya no cuentean con un punto de unión, como la Dirección de Salud Pública, y que se sienten desinformados", agregó.

MEDIDAS CONTRA LA POLUCIÓN

Por todo ello, el portavoz ecologista Paco Segura consideró que es "necesario" y "urgente" que la Comunidad de Madrid tome medidas contundentes para atajar la contaminación atmosférica y los problemas de salud pública que se derivan. Así, ha propuesto que se ponga en práctica un Plan de Movilidad Sostenible para la región que fije como prioridad la reducción de la polución y de los impactos del actual modelo de transporte; que se firme una moratoria para las nuevas carreteras y autovías prevista "para detener la espiral urbanización-carretera-urbanización cuyo epicentro es el coche".

Asimismo, Segura solicita la construcción de aparcamientos disuasorios en las estaciones de transporte público del área metropolitana y de carriles bus segregados en todas las autovías de acceso a la capital, así como el establecimiento de un límite de velocidad a 80 kilómetros por hora en el área metropolitana de Madrid, "tal y como se ha hecho en Barcelona y con el que han conseguido reducir en un 11 por ciento la contaminación y en la mitad el número de víctimas de accidentes".

Por último, Ecologistas en Acción y la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid lamentan "que tengan que ser las organizaciones sociales las que informen de esta grave situación de contaminación a los ciudadanos, en lugar del Gobierno regional, como tiene obligación, según el artículo 8/3 de la Ley de Calidad del Aire". Por ello, exigieron que informe adecuadamente y que ponga en marcha las actuaciones precisas "para cumplir la ley y dar prioridad a lo importante, la salud de los ciudadanos".

"La Comunidad de Madrid tiene la obligación legal de poner soluciones y lo único que hacen es construir más carreteras, algo contraproducente porque anima a que se utilice más el coche. Y es que en 1996 había 500 kilómetros de autovías y autopistas, con 2,6 millones de desplazamientos, mientras que en 2006 ya había mil kilómetros y 5,1 millones de movimientos", concluyó.