El 50% de los asmáticos incumple su tratamiento y el 15% es fumador activo, recuerda la SEAIC en el Día Mundial del Asma

Pide "un papel más activo del paciente" para controlar esta enfermedad crónica que en 1 de cada 4 casos tiene un componente alérgico que se puede curar con vacuna

MADRID, 05 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el doctor Tomás Chivato, recordó hoy, en el Día Mundial del Asma, que la mitad de los asmáticos de España "no están bien controlados" y que cerca del 15 por ciento "es fumador activo", por lo que resulta necesario "concienciar" a los adultos" y "educar a los padres" de niños con asma de la importancia de controlar los síntomas de una enfermedad que reduce la calidad de vida de los pacientes y puede incluso llevarlos al hospital.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, el doctor Chivato señaló que "la gran paradoja" sobre el asma --una enfermedad que sufre en este país el 8 por ciento de los adultos y el 10 por ciento de los niños-- es que, existiendo "suficientes herramientas" para luchar contra sus síntomas, "un tercio o la mitad de los casos están mal controlados", por lo que el objetivo de esta jornada es promover "un papel más activo del paciente" en el control de su enfermedad y del médico en el diseño "de tratamientos personalizados".

Según el experto, el problema de los pacientes es la falta de concienciación sobre la necesidad de tratar los síntomas del asma y sobre la importancia de abandonar hábitos nocivos como el tabaco, más perjudicial incluso en esta población. "No es de recibo que, en el Día Mundial del Asma, las cifras que manejemos sean que el 15 por ciento de los asmáticos son fumadores activos (...) Nadie debería fumar, pero un paciente asmático menos", acotó.

La responsabilidad del médico, según el doctor Chivato, es la de explicar "cómo usar los aerosoles, cuándo acudir a Urgencias o a Atención Primaria y personalizar los tratamientos a cada paciente", según el nivel de gravedad de su asma. En el caso de los niños, tanto médicos de cabecera como especialistas deben "educar a los padres" en el manejo del asma, una enfermedad que, en 1 de cada 4 pacientes, contiene "un componente alérgico" que se puede llegar a curar con vacunas específicas.