El 60% de los pacientes renales desconoce que podría dializarse en casa y ganar autonomía, según una encuesta

Etiquetas

En España sólo el 6% de estos pacientes se benefician de esta opción, uno de los porcentajes más bajos de toda Europa

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El 60 por ciento de los pacientes renales desconoce que podría dializarse en casa y ganar autonomía sin necesidad de acudir tres días por semana durante varias horas a un centro hospitalario, según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN) en ocho hospitales españoles, cuyos resultados fueron valorados el miércoles en Simposio sobre Diálisis Peritoneal.

En la actualidad, solo el 6% de los pacientes renales se beneficia de la diálisis peritoneal domiciliaria, uno de los porcentajes más bajos de toda Europa, según el Registro de Pacientes Renales de la Sociedad Española de Nefrología (SEN). Según los nefrólogos reunidos en este simposio, esto se debe a que este paciente no recibe información de todas las opciones de tratamiento.

Para el doctor José Antonio Sánchez Tomero, jefe de Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de La Princesa en Madrid, "los pacientes reciben información parcial sobre las opciones de diálisis debido a la escasez de recursos humanos y materiales que los hospitales destinan a esta modalidad".

"A todos estos factores hay que sumar las características de la estructura sanitaria actual, que favorece la utilización de la hemodiálisis en centros hospitalarios o concertados, frente a las modalidades de diálisis domiciliaria", indicó el experto.

Por esta razón, los especialistas en nefrología reclaman a las administraciones sanitarias mejorar el empleo de las modalidades de tratamiento de diálisis y que se adapten los sistemas de información para que el paciente reciba toda la información necesaria y pueda elegir, como reconoce la Ley de Autonomía del Paciente.

TAMBIÉN PARA LOS PACIENTES MAYORES

Por otra parte, durante el simposio se han analizado también los avances tecnológicos de la diálisis peritoneal domiciliaria, que según la doctora Silvia Ros, del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga, es una técnica que "contribuye a que los pacientes renales se mantengan activos y le permite continuar con su vida laboral".

A su juicio, la diálisis peritoneal en domicilio "es una modalidad óptima para los pacientes que pueden ser candidatos a un trasplante, ya que mantiene mejor la función renal residual de los riñones de los pacientes que tienen que comenzar tratamiento". "Por este motivo, la diálisis peritoneal también se considera una excelente opción de tratamiento inicial de diálisis", indicó.

"Cabe destacar que al realizarse de manera continua es la que más se acerca al normal funcionamiento de los riñones, es muy fisiológica y tiene muy buena tolerancia, lo que también ofrece claros beneficios", añadió la doctora, para quien "los pacientes mayores o con ciertos problemas de aprendizaje también son capaces de realizar el tratamiento en su domicilio de forma muy satisfactoria".

El trasplante, la hemodiálisis y la diálisis peritoneal son las modalidades de tratamiento renal sustitutivo que existen en la actualidad para una enfermedad renal. En una situación ideal, todos los pacientes deberían ser trasplantados, sin embargo, la realidad es que solo el 20 por ciento es candidato al trasplante.

La mayoría de los pacientes no pueden ser incluidos en lista de espera porque tienen problemas asociados y necesitarán una opción de diálisis para el resto de su vida. Mientras llega el momento, ese grupo de pacientes debe permanecer en diálisis, al igual que el 80 por ciento restante que no puede ser trasplantado, por lo que todos deben elegir entre diálisis peritoneal domiciliaria o hemodiálisis.