El 84,4% de los pacientes con psoriasis dice que la enfermedad afecta a su vida de pareja y a sus relaciones sociales

((Esta noticia está embargada hasta las 18:00 horas))

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Un 84,4% de los pacientes con psoriasis reconocen que la psoriasis afecta a su vida de pareja y a sus relaciones sociales y el 43,5% afirma que su vida sexual se había visto afectada de alguna manera por su dolencia, según la encuesta publicada por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid en la que se valora la incidencia de la psoriasis en la calidad de vida del paciente.

Asimsimo, el 70% de los pacientes con psoriasis señalan que el tratamiento de su enfermedad les ha resultado un problema en el hogar, en tanto les ha quitado tiempo o les ha generado molestias relacionadas con la limpieza y aproximadamente un 90% de las personas afectadas sufre picor y escozor.

La psoriasis es una enfermedad crónica y no contagiosa de la piel que afecta aproximadamente a un 2% de la población. En Madrid, se calcula que más de 140.000 personas sufren esta afección, que supone una causa común de consulta al dermatólogo.

No se conoce su causa pero se sospecha que aparece después de una alteración del sistema inmunológico. Las lesiones más características son placas eritematosas o enrojecidas por la inflamación cutánea y cubiertas de escamas nacaradas en diferentes zonas del cuerpo.

La psoriasis es una gran desconocida para la población, que la valora como una patología menor o sin importancia, ignorando la realidad de su alcance y subestimando su gravedad. El enfermo se oculta por el rechazo que producen sus lesiones y por el miedo injustificado al contagio que se produce en su entorno.

El estudio se ha realizado en una población española de más de 2.500 pacientes, desde octubre de 2008 hasta marzo de 2009, y sus resultados confirman que la psoriasis afecta, de forma muy significativa, la calidad de vida del paciente, al alterar su vida sexual, su vida social y sus relaciones laborales. Además, especifica que un 17,2% de los encuestados señalan que la psoriasis les ha impedido escoger el camino profesional deseado.

Finalmente, la encuesta ha demostrado que la psoriasis puede tener un efecto psicológico irreversible en el paciente, como demuestra el hecho que un 25% de los encuestados considere que aunque remitiese su psoriasis nunca volverían a ser las mismas personas que antes de sufrir esta alteración dermatológica.

COLABORACIÓN DE LOS FARMACÉUTICOS

La firma de un convenio de colaboración, en junio de 2008, entre el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y Acción Psoriasis, asociación de ámbito estatal que aglutina a los afectados por esta patología, se ha convertido en rampa de lanzamiento de una estrecha colaboración entre pacientes y farmacéuticos en este campo de la dermatología. Esta primera firma, ha hecho posible la organización hoy de las XIII Jornadas Nacionales de Psoriasis en muchos puntos de España.

En esta ocasión, el principal objetivo de las Jornadas es acercar el conocimiento de la psoriasis a través de la información y de la formación, ya sea a los afectados, a la población o a los diferentes colectivos sanitarios que intervienen en esta patología crónica multidisciplinar.

Las XIII Jornadas de Psoriasis 2009, además de una actividad divulgativa, se han convertido en un punto de encuentro y comunicación entre los afectados, las autoridades médicas y sanitarias, y el sector farmacéutico, que han realizado grandes esfuerzos en la lucha contra esta enfermedad en los últimos años. Es también una jornada de puertas abiertas para todos los afectados que deseen información.

Según el Colegio, la sensibilidad de los farmacéuticos hacia la patología y sus afectados es fundamental. De ahí la importancia del convenio de colaboración que Acción Psoriasis está firmando con los Colegios de Farmacéuticos. En base a este acuerdo marco, que durante este año se concreta en Barcelona, Granada, Zaragoza, Burgos, Alicante, Navarra, Tenerife y Ávila, se podrán organizar actividades y servicios de interés para los colegiados, y en especial la puesta en marcha de estudios, informes y estadísticas que redunden en una mejor atención del farmacéutico al paciente con psoriasis.

En este sentido, la vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Mercedes González Gomis, aseguró que "el farmacéutico puede y debe desempeñar un papel activo en la atención al paciente con psoriasis, ofreciéndole consejos y recursos que contribuyan a mejorar su calidad de vida", puntualiza, por lo que se comprometió a proporcionarles cuanto esté en nuestras manos para que mejoren su calidad de vida.

Tanto los Colegios Oficiales de Farmacia como Acción Psoriasis entienden que es preciso incidir en esta colaboración, dado que la psoriasis, a pesar de ser una enfermedad no infecciosa, presenta un impacto social importante, que puede repercutir en la calidad de vida del afectado. "Por ello", afirma Juana Mª del Molino, presidenta y fundadora de Acción Psoriasis, "es preciso facilitar el conocimiento de sus causas, sus características, y la incidencia en otras patologías, terapias y tratamientos".

Coincidiendo con la celebración de las XIII Jornadas Nacionales de Psoriasis 2009, Acción Psoriasis presenta la nueva edición de la Guía de Tratamientos en Psoriasis, mediante la cual se valora la necesidad de personalizar al máximo el abordaje terapéutico de estos pacientes, y se confirma que no siempre las últimas novedades farmacológicas deben ser la primera opción terapéutica en todos y cada uno de los sujetos que padecen psoriasis.

Juana Mª del Molino y Mercedes González Gomis han subrayado la utilidad de la Guía que será distribuida a las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid. Con ello, se pretende convertir la guía en una auténtica herramienta de consulta para los pacientes, que podrán hacer uso de ella en las farmacias, y convierte al farmacéutico en asesor en psoriasis.

La guía, que también podrá consultarse en la página web del COFM, se dirige al paciente, pero es extensible a todos los profesionales de la salud no especialistas que desarrollan su labor en el ámbito de la psoriasis.

Los farmacéuticos continúan estableciendo vínculos profesionales con afectados y familiares para que reciban información clara, profesional y cercana así como su permanente colaboración en la promoción de acciones informativas que incrementen el conocimiento de la sociedad sobre la psoriasis, contribuyendo así a la plena integración del enfermo y a la erradicación de todo rechazo social o laboral.

En los últimos años, han aparecido los fármacos biológicos, de gran utilidad para pacientes con formas moderadas y graves de psoriasis. Sin embargo, existen muchos tipos de psoriasis; algunos deberán tratarse con biológicos, pero otros muchos pueden abordarse con fármacos 'clásicos', de efectividad totalmente contrastada.