El 90% de los pacientes con EPOC son o han sido fumadores pero sólo el 12% de los que fuman conocen la enfermedad

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El 90 por ciento de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son o han sido fumadores y, sin embargo, sólo el 12 por ciento de los españoles que fuman conoce esta enfermedad, responsable de más de 18.000 muertes anuales en nuestro país, informaron hoy Boehringer Ingelheim y Pfizer en un comunicado.

"Es importante la colaboración entre la comunidad médica, las asociaciones de pacientes, la administración pública y las compañías privadas, con el fin de concienciar a la población sobre la existencia de esta enfermedad y la importancia de su diagnóstico en fases tempranas", afirmaron ambas farmacéuticas con motivo de la celebración el próximo domingo, 31 de mayo, del Día Mundial Sin Tabaco.

Entre las enfermedades más discapacitantes, la EPOC se encuentra en el puesto número 12 y se estima que en 2012 pase a ocupar el quinto lugar. "Y esto es porque se sigue fumando", indicó el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Carlos III de Madrid, el doctor Leopoldo Sánchez Agudo. De hecho, "se estima que un 25% de los fumadores actuales sufrirán EPOC", aseguró.

El crecimiento pulmonar de una persona sana es continuo hasta los 20 años, edad a la que el pulmón empieza a envejecer, es decir, pierde capacidad pulmonar. "Los jóvenes empiezan a fumar cada vez antes". De este modo, su capacidad pulmonar crece menos de lo que debería y cuando comienza el envejecimiento pulmonar, éste, además, se produce a velocidad doble", explicó el doctor Sánchez Agudo. Una persona no fumadora puede perder 30 mililitros anuales de capacidad pulmonar debido a la edad. El fumador puede llegar a perder 110-120 mililitros anuales.

Según el doctor, "el desarrollo de esta enfermedad no depende únicamente de los cigarrillos que se fumen, como muchos fumadores creen. No todas las personas fuman igual, ni inhalan de igual forma el humo".

"Pero sobre todo, no todos los fumadores responden igual a los irritantes del tabaco, de modo que hay personas más sensibles que aunque fumen poco pueden llegar a desarrollar EPOC, y otras que pueden no llegar a desarrollarla. Es decir, fumar poco no evita la EPOC", aseveró.

"La EPOC es una enfermedad muy silenciosa, con síntomas que se suelen infravalorar hasta que se vuelven crónicos. Por eso la detección precoz a través de espirometrías es muy importante. En los estadios más leves, la EPOC es mucho más reversible con un correcto tratamiento", apuntó el doctor Sánchez Agudo.