El ácido fólico ayudar a aliviar el asma y las alergias

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El ácido fólico, o vitamina B9, es esencial para la salud de los glóbulos rojos y reduce el riesgo de defectos espinales de nacimiento, pero además, investigadores del Centro Infantil Johns Hopkins en Baltimore (Estados Unidos) han descubierto que podría también suprimir las reacciones alérgicas y disminuir la gravedad de los síntomas de alergia y asma. Los resultados de su trabajo se publican en la revista 'Journal of Allergy & Clinical Immunology'.

Los investigadores siguieron el efecto de los niveles de folatos sobre los síntomas respiratorios y alérgicos y los niveles de anticuerpos IgE, unos marcadores del sistema inmune que aumentan en respuesta a los alérgenos. Para ello, el trabajo se basó en los registros médicos de más de 8.000 personas de entre 2 y 85 años.

Los resultados del estudio mostraron que las personas con mayores niveles de folatos en sangre tenían menos anticuerpos IgE, informaban de menos alergias y silbidos asmáticos y tenían menos probabilidades de asma.

Según explica Elizabeth Matsui, directora del estudio, "nuestros descubrimientos son una indicación clara de que el ácido fólico podría en efecto ayudar a regular las respuestas del sistema inmune ante los alérgenos y que podría reducir los síntomas de alergia y asma".

Sin embargo, Matsui añade que necesitan descubrir el mecanismo exacto que se esconde tras este fenómeno para lo que necesitan seguir a personas que reciban tratamiento con ácido fólico antes de recomendar los suplementos para tratar o evitar alergias y asma.

Los resultados también mostraron que las personas que tenían los menores niveles de folatos, por debajo de 8 nanogramos por mililitro (ng/ml), tenían un 40 por ciento más de riesgo de silbidos asmáticos que las personas con los niveles más altos, que superaban los 18 ng/ml. Además, aquellas personas con menos folatos tenían, en comparación con las de mayores niveles, un 30 por ciento más de riesgo de tener los anticuerpos IeG elevados, un indicador de la predisposición a la alergia.