El dengue afecta a Buenos Aires y su periferia con 60 casos registrados

  • Buenos Aires, 30 mar (EFE).- El dengue, que afecta a provincias del norte de Argentina vecinas a Paraguay y Bolivia, llegó a Buenos Aires y su populosa periferia, donde se registraron 60 víctimas de la enfermedad, informaron hoy las autoridades sanitarias.

El dengue afecta a Buenos Aires y su periferia con 60 casos registrados

El dengue afecta a Buenos Aires y su periferia con 60 casos registrados

Buenos Aires, 30 mar (EFE).- El dengue, que afecta a provincias del norte de Argentina vecinas a Paraguay y Bolivia, llegó a Buenos Aires y su populosa periferia, donde se registraron 60 víctimas de la enfermedad, informaron hoy las autoridades sanitarias.

En Buenos Aires, donde hay 45 casos de dengue, se puso en marcha un plan de "vigilancia epidemiológica" que incluye fumigaciones para combatir el mosquito "aedes aegypti", transmisor de la enfermedad, indicó el ministro de Salud del gobierno autónomo (alcaldía) de Buenos Aires, Jorge Lemus.

Otros 15 casos han sido registrados en la periferia de la capital argentina, donde residen unos ocho millones de habitantes, y también se han puesto en marcha planes de fumigación, entre otras medidas de prevención, señaló el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Zin.

Las autoridades nacionales confirmaron que hay más de 3.000 enfermos de dengue, la gran mayoría en las provincias de Salta y Jujuy, vecinas a Bolivia, y Chaco, limítrofe con Paraguay.

Sin embargo, organizaciones no gubernamentales y alcaldes del interior del país denuncian que la cifra "es mucho mayor", al punto de que el intendente de la localidad chaqueña de Charata, Miguel Tejedor, sostuvo que solo en su distrito "hay más de 6.000 casos".

En Buenos Aires, los casos de dengue "no son autóctonos sino importados" de otras regiones del país, indicó Lemus al explicar que del total de 45 enfermos registrados, 22 son personas residentes en la capital argentina.

El funcionario porteño dijo que se cumple "rigurosamente" un plan de prevención de una epidemia, con controles estrictos en las terminales de autobuses que viajan por todo el país y fumigaciones en "zonas de riesgo" de proliferación del mosquito transmisor.

Lemus recordó que en 2007, en la capital argentina se atendieron a 351 enfermos de dengue que habían contraído la enfermedad en otros puntos del país.

También se llevan a cabo fumigaciones y se lanzaron campañas de prevención en la provincia de Buenos Aires, donde el número de víctimas de dengue pasó de los dos informados el fin de semana a 15, indicó Zin, luego de remarcar que todos los casos corresponden a personas que contrajeron la enfermedad fuera de este distrito.

El ministro de Salud bonaerense destacó que las campañas de prevención en ese distrito habían comenzado el año pasado y atribuyó la proliferación de la enfermedad al "cambio climático" que hace que se mantengan altas temperaturas a pesar del comienzo del otoño austral.

El mosquito transmisor del dengue "no se reproduce con temperaturas por debajo de los 10 grados centígrados" frente al promedio de 28 grados de las últimas semanas, apuntó.

Mientras, las autoridades de Salta informaron hoy de que los casos de dengue "confirmados" en esa provincia llegan a 1.109, de los cuales 69 corresponden a personas que contrajeron la enfermedad fuera de ese distrito.

En Rosario, a 350 kilómetros de la capital argentina, la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe (noreste), se han confirmado 11 víctimas de dengue y hay otras 20 personas "en observación" sospechosas de haber contraído la enfermedad, cuyos síntomas son fuertes dolores de cabeza y huesos y altas fiebres.

La ministra de Salud, Graciela Ocaña, volverá a viajar esta semana a Chaco, uno de los grandes focos de la enfermedad, y además ha sido citada para informar al Parlamento sobre las acciones en curso para prevenir una epidemia.

La propagación del dengue "está relacionada" con la epidemia que afecta a Bolivia, donde se han reportado unos 50.000 casos, según explicó a Efe el director nacional de Prevención de Enfermedades y Riesgos, Hugo Fernández, el jueves pasado, cuando comenzaron a dispararse los casos de víctimas de la enfermedad.