El Hospital Carlos III diagnostica 851 casos de malaria en los últimos diez años

Etiquetas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La Sección de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Carlos III ha diagnosticado y tratado en los últimos diez años 851 casos de paludismo o malaria. El 52,8 por ciento de los pacientes a los que se diagnosticó esta enfermedad eran ciudadanos que habían visitado un país tropical, mientras que el resto correspondió a población inmigrante de estas zonas.

Según informó hoy el Gobierno regional, el perfil de estos enfermos es mayoritariamente hombres con una media de edad de 38 años. En la última década, el Hospital Carlos III ha tratado una media de 85 casos por año, siendo en 2001 y 2002, los años con más casos vistos, un total de 111 pacientes anuales.

El año que menos casos se diagnosticaron fue 2008, con 44 enfermos, frente a los 105 de 2007. Este descenso de un 60 por ciento se debe especialmente a la reducción por la crisis económica de los viajes al extranjero, ya que curiosamente es también el único año en el que los casos diagnosticados inmigrantes superan al visto en viajeros.

LA MAYORÍA DE LAS INFECCIONES PROCEDEN DE ÁFRICA

El continente en el que más casos de infección se produjeron es el africano donde se localiza el 95,2 por ciento de los casos vistos en el Hospital Carlos III. El resto proceden de América Latina, con un 3,3 por ciento, y de Asia, con el 1,5 por ciento de los pacientes.

Dentro de estos enfermos, el 47 por ciento es inmigrante, mientras el 53 por ciento es viajero que visitan zonas de riesgo por motivos familiares, humanitarios, de trabajo o por turismo, en ese orden.

El paludismo o malaria se transmite a través de la picadura de mosquito y dentro de las variantes que transmite esta enfermedad, el protozoo Plasmodium falciparum ha sido la principal especie de contagio en todos los enfermos atendidos en los últimos diez años. Esta especie infectó a 685 pacientes, es decir, el 80,5 por ciento de los casos. Los casos por otras especies como la P. ovale, con 6,2 por ciento, o la P. vivax, con un 4,3 por ciento, son residuales.