El Hospital de Tomelloso participa en la elaboración de un estudio sobre el riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn

CIUDAD REAL, 21 (EUROPA PRESS) Los responsables del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital General de Tomelloso han participado en la XII Reunión Nacional Anual de la Sociedad Española de Gastroenterología, celebrada recientemente en Madrid, para presentar el estudio "Riesgo de desarrollar enfermedad de Crohn grave tras el diagnóstico: validación en población española de criterios clínicos predictivos propuestos'" En esta investigación han participado 16 hospitales de España, entre ellos el de Tomelloso, y sus conclusiones fueron presentadas en este foro, uno de los ámbitos científicos más relevantes de esta especialidad, informó en nota de prensa la Junta. El principal valor de este estudio radica en el hecho de que permite conocer de antemano qué aspectos del paciente en el momento del diagnóstico confieren riesgo de mala evolución de su enfermedad, un hecho importante ya que esta patología afecta a pacientes jóvenes y puede alterar su calidad de vida además de suponer graves costes personales, sanitarios y sociales. Para llegar a conocer estos factores, el estudio se ha centrado en la identificación de aquellas características de los pacientes con enfermedad de Crohn que se asociaban a una evolución grave con necesidad de operaciones, ingresos o dependencia de los corticoides. Para ello, se analizaron múltiples datos clínicos sobre la evolución de la enfermedad en un total de 511 pacientes diagnosticados más de 5 años antes. Estos pacientes procedían de 16 hospitales de toda la geografía española, entre ellos el Hospital General de Tomelloso como único centro de Castilla-La Mancha participante en el trabajo. El proceso de investigación, dirigido por el doctor Guillermo Bastida del Hospital La Fe (Valencia), ha observado que los casos analizados afectaban preferentemente a varones jóvenes con una edad media en torno a 30 años; de éstos, el 70 por ciento había padecido una enfermedad de Crohn grave durante su evolución. El análisis de los datos ha mostrado que aquellos pacientes diagnosticados antes de los 40 años con un brote inicial que requirió corticoides, tienen más riesgo de desarrollar complicaciones graves de la enfermedad de Crohn; lo mismo sucede con pacientes con fístulas o abscesos anales en el momento del diagnóstico. Asimismo, el consumo de tabaco en el momento del diagnóstico o la tendencia de la enfermedad a estrechar el intestino o a producir fístulas también fueron factores que facilitaban la aparición de eventos adversos graves a lo largo de la evolución de la enfermedad. Cada uno de los 6 factores de riesgo identificados por este estudio tenía valor predictivo independiente para la progresión a enfermedad de Crohn complicada, de modo que todos los pacientes que reunían 5 ó 6 factores en el momento del diagnóstico presentaban una enfermedad de Crohn grave. Por este motivo, es recomendable en estos casos comenzar con tratamientos de alta eficacia en el control de enfermedad como los fármacos inmunomoduladores y biológicos. Este estudio viene a complementar algunos resultados parciales en esta misma línea que habían sido descritos por un grupo de investigadores franceses. En el caso del informe español, al contar con un mayor número de pacientes analizados, con información de varios centros y muy diversos médicos especialistas, los resultados poseen una mayor consistencia. Este trabajo será igualmente presentado en el próximo congreso de la Sociedad Americana de Gastroenterología, que es la mayor reunión científica mundial sobre enfermedades del aparato digestivo.