El mosquito tigre llega ya a 87 municipios catalanes, 32 más que el año anterior

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El mosquito tigre --Aedes albopictus-- se encuentra ya en 87 municipios catalanes de 12 comarcas distintas, lo que representa la expansión de su presencia a 32 municipios más respecto al año anterior, según revela un estudio de la la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat.

El estudio, elaborado a finales del periodo de mayor actividad del mosquito, en noviembre de 2008, se dio a conocer hoy con el inicio del nuevo periodo de actividad del insecto, que se encuentra ya en municipios del Alt Penedès, Bages, Baix Llobregat, Baix Penedès, Barcelonès, Garraf, La Selva, Maresme, Segrià, Tarragonès, Vallès Occidental y Vallès Oriental; la mayoría de la provincia de Barcelona.

Los nuevos municipios donde se detectó la presencia del insecto son Vacarisses, Sant Vicenç de Castellet, el Vendrell, Calafell, Sant Pere de Ribes, Maials, Torredembarra, Tarragona, Granollers, Cardedeu, Martorelles, Tiana, Vilassar de Dalt, Lliçà d'Amunt, Calella, Sant Cebrià de Vallalta, Canyelles, Tordera, Premià de Mar, Premià de Dalt, Teià, Argentona, Sant Andreu de Llavaneres, Sant Vicenç de Montalt, Sant Vicenç dels Horts, Torrelles de Llobregat, Sant Esteve de Sesrovieres, Lloret de Mar, Blanes, Tossa de Mar, Vidreres y Maçanet de la Selva.

La Conselleria señala que lo más efectivo para frenar su proliferación es evitar la puesta de huevos y el crecimiento de las larvas acuáticas, algo que se consigue eliminando los puntos de agua donde crecen, habitualmente acumulaciones de agua en recipientes que se dejan a la intemperie.

El mosquito tigre tiene una autonomía máxima de vuelo de 400 metros, normalmente no pasa de los 150, y sus larvas se desarrollan en una decena de días, por lo que lo lógico es encontrarlos cerca de su punto de cría.

Desde la detección de la primera colonia de la Península Ibérica, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en 2004, el insecto se expandió año tras año a los 11 municipios en 2005, 27 en 2006, 55 en 2007 y los 87 actuales.

El mosquito tigre se distingue del mosquito común por tener sus patas ralladas con franjas de color blanco y, a pesar de que no actúa como portador de enfermedades, produce picaduras más dolorosas y duraderas que el mosquito común.

El periodo de actividad del mosquito tigre en Catalunya comprende desde el mes de mayo al de noviembre. Los dos factores que condicionan su ciclo son el clima y el fotoperiodo (longitud del día). A partir de la primavera comienzan a eclosionar las larvas, y el verano es la estación más favorable para su desarrollo.