GeSIDA urge poner en marcha un programa de PrEP en España para reducir el número de nuevos infectados por VIH


SAN SEBASTIÁN|

Se estima que por cada 15 personas a las que se suministra esta profilaxis se logra evitar una infección

Expertos del Grupo de Estudio del Sida (GeSIDA), perteneciente a la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), han urgido poner en marcha en España un programa de Profilaxis Pre-Exposición (PrEP) para reducir el número de nuevos infectados por VIH, ya que "cada día que se retrase su implantación habrá más infecciones", con más de 3.300 infecciones en el Estado diagnosticadas el pasado año.

En rueda de prensa celebrada durante VIII Congreso Nacional de GeSIDA, que se celebra esta semana en San Sebastián, el presidente del Grupo, Antonio Rivero, acompañado del coordinador de la Unidad de Enfermedades infecciosas del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, Antonio Antela, y de Santiago Moreno, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, han presentado la 'Guía de Recomendaciones para la implantación de la PrEP' la primera en el país.

Este documento avala y recomienda esta estrategia para la prevención del VIH en los grupos de riesgo con una tasa de infección superior a dos caos por cien personas al año, y particularmente en el grupo de hombres que tienen sexo con otros hombre.

Rivero ha explicado que es este grupo en el que se concreta en España la mayor tasa de nuevos contagios, que, según ha indicado, ascienden a más de 3.300 en 2015, lo que demuestra que "las estrategias de prevención son insuficientes y se van a seguir produciendo nuevas infecciones".

Con esta Guía GeSIDA, persigue que se aborde este "problema prioritario" para evitar nuevos contagios mediante la PrEP, que consiste en que una persona que no está infectada por el VIH y que va a tener una relación sexual de riesgo tome medicación frente al virus antes de esa relación sexual para evitar el contagio.

Esa medicación puede ser diaria, o consistir en la toma de dos medicamentos antirretrovirales antes del contacto sexual con una persona infectada, y otros dos después, lo que "reduce las posibilidades de infectarse hasta un 90%", según ha explicado Antela, quien ha añadido que el fármaco antirretroviral que se suministra, Truvada, tiene "un coste de unos 400 euros al mes" y puede que el proximo año sea genérico, de manera que probablemente se reducirá, por lo que "sería una estrategia super coste-efectiva a largo plazo".

Moreno ha afirmado que GeSIDA no defiende la PrEP como "mejor medida para prevenir el contagio del VIH, pero "el problema es que hay un fragmento muy importante de personas infectadas que no lo saben y cada día se diagnostican diez nuevas infecciones".

Además, ha recordado que la Agencia Europea de Medicamentos aprobó el pasado julio aprobó la indicación de Truvada como PREP y algunos países como Francia ya lo han implantado, al tiempo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo está haciendo "en países con bajos recursos".

Tras puntualizar que la PrEP no se recetaría "como un analgésico", ha enfatizado que existen "criterios muy exigentes" para recibirla, en primer lugar, ser adulto, haber descartado estar infectado por VIH, que no exista la posibilidad e haberse contagiado por practicar una relación sexual de riesgo en el último mes y que sean personas "con mayor riesgo de infectarse", es decir grupos en los que la incidencia de la nueva infección sea superior al 2% al año.

Entre ellos ha citado algunos colectivos, como el de hombres que practican sexo con hombres, mujeres transgénero que tienen relaciones sexuales anales sin protección y hayan padecido enfermedades de transmisión sexual, personas que tengan relaciones con parejas infectadas, que tomen drogas durante las relaciones secuales o que tengan relaciones sexuales con más de dos parejas diferentes sin protección.

"VOLUNTAD POLÍTICA"

Además, ha defendido que el PrEP se debería dispensar, no solo en hospitales, como es obligatorio, sino en lugares que "cumplan ciertos criterios", como, por ejemplo, centros gestionados por ONGs con médico y laboratorio.

A su juicio, la implantación de esta profilaxis en España, donde todavía el Ministerio de Sanidad no ha aprobado la indicación de Truvada para la PrEP, será "problema de logística y dinero" y requiere de "voluntad política".

Después de subrayar que "basta con dar la PrEP a quince personas para evitar una infección", ha advertido de que "cada día que nos retrasemos" en su implantación en el Estado español "más infecciones habrá". En este contexto, ha recordado que la última palabra la tendrán las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias de Sanidad, y habrá que ver "cómo se retratan" en esta cuestión.

Finalmente, ha apuntado que en España hay unas 150.000 personas infectadas por VIH, de los cuales en torno al 20-30% está sin diagnosticar.

(EUROPA PRESS EUSKADI)

BI SAN 20161130134746 MGB