Este mes de mayo registrará una mayor incidencia de patologías alérgicas que otros años por las lluvias, según AlergoSur

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (AlergoSur) indicó que la coincidencia de la polinización de olivos y gramíneas a mediados del mes de mayo será la principal causa de alergia en Andalucía.

Según un comunicado de prensa, este año, "a diferencia de otros", la presencia del polen en la atmósfera será mayor debido a las abundantes lluvias de invierno. Así, el mes de mayo será el que registrará mayor incidencia de patología alérgica, según las previsiones, al coincidir la polinización de olivo y gramínea.

El doctor Julián López Caballero, de AlergoSur, indicó que "las previsiones del presente año para el mes de mayo son de alta incidencia de polen en la atmósfera" andaluza. "Las abundantes lluvias del invierno, a diferencia de los años previos y en especial del 2008, que fue un año con escasa polinización, hacen que así sea", continuó López Caballero.

Del mismo modo, esas lluvias hicieron retrasar la polinización de árboles tan importantes como es el ciprés y otras cupresáceas por ejemplo en Granada, "que aunque es un polen propio del invierno, este año se ha restringido básicamente a principios de marzo", explicó López.

Tanto a finales de marzo como a principios de abril destacó el pico característico del plátano de sombra, "tan habitual cada vez más en las ciudades, coincidiendo con el inicio de polinización de la encina y el chopo". Estos últimos son dos pólenes de poca importancia alergénica.

UN MES DE MAYO CRÍTICO

Desde AlergoSur indicaron que "a principios de mayo está prevista la aparición de las gramíneas, que podrán mantenerse en algunos casos hasta finales de verano, aunque debido a las mencionadas lluvias de invierno probablemente alcancen niveles extremos en los meses de mayo y junio, por encima de los 200 granos de polen por metro cúbico de aire".

No obstante, desde AlergoSur se asegura que el gran protagonista de la primavera" será un "año más" el polen de olivo, debido a que dicho árbol ocupa aproximadamente el 50 por ciento de la superficie cultivada.

En este sentido, la mayor incidencia de polen suele coincidir con la segunda quincena de mayo y la primera de junio, "alcanzándose niveles extremos por encima de 500 granos de polen por metro cúbico de aire, llegándose a contabilizar en días puntuales incluso por encima de 5.000", según expuso López. Otra maleza importante es la parietaria, "que poliniza durante todo el año a niveles bajos y en especial en zonas húmedas y de costa".