Fallece en el Hospital de León un menor de tres años a causa de una posible sepsis meningocócica

Se aplica tratamiento de quimioprofilaxis a sus compañeros y profesores LEÓN, 9 (EUROPA PRESS) Un menor de tres años falleció en el Hospital de León durante la madrugada de hoy con un cuadro clínico que apunta como causa de la muerte un posible caso de sepsis meningocócica, aunque el diagnóstico está todavía pendiente de confirmación definitiva por parte de dicho centro hospitalario. Tras la notificación del caso, el Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León estableció las medidas protocolizadas por el Centro Nacional de Epidemiología y recomendó el tratamiento con antibióticos de todas las personas que han convivido con el menor, así como los compañeros con los que ha compartido aula en el centro de educación infantil de la localidad de San Andrés del Rabanedo. Aunque las posibilidades de ocurrencia de un caso secundario entre los compañeros de aula son, según las estadísticas más acreditadas, bastante reducidas, se recomendó a la dirección del centro que, tanto los niños como los profesores, acudan a su pediatra o médico de cabecera para el inicio del tratamiento de quimioprofilaxis, según informó la Delegación Territorial de la Junta en una nota recogida por Europa Press. La enfermedad meningocócica está producida por una bacteria llamada meningococo de la que existen varios tipos, aunque los más frecuentes son los meningococos B y C. El meningococo puede producir meningitis, si afecta a las meninges que recubren el cerebro o sépsis, cuando la bacteria pasa a la sangre y se disemina por todo el organismo. No obstante, la Junta señaló que debe destacarse que esta enfermedad se transmita solamente a través de las gotas de las secreciones nasales y faríngeas al hablar, estornudar o toser y precisó que es necesario un contacto "muy estrecho y continuado" para que se produzca el contagio. La vacunación contra el meningococo C se encuentra incluida en el calendario vacunal infantil aprobado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, aunque para el serogrupo B no existe vacuna.