La inmunoterapia 'Opdivo' (BMS) mejora la supervivencia al cáncer de pulmón avanzado tras una quimio previa


MADRID|

El uso de la inmunoterapia nivolumab, comercializada por Bristol-Myers Squibb (BMS) como 'Opdivo', logra mejorar la supervivencia a tres años en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico localmente avanzado o metastásico cuando se usa después de un tratamiento previo con quimioterapia.

Así se desprende de los resultados presentados durante el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, en sus siglas en inglés) que se celebra en Madrid, correspondientes a dos ensayos clínicos en fase III en los que evaluaron su uso frente a docetaxel en pacientes tratados previamente.

En el ensayo 'CheckMate-017' vieron que el 16 por ciento de los pacientes con este tipo de tumor escamoso tratados con nivolumab estaban vivos a los tres años, frente al 6 por ciento de los tratados con docetaxel. Por su parte, en el ensayo 'CheckMate-057', reveló un índice de supervivencia del 18 por ciento a los 3 años en ptumores no escamosos, frente al 9 por ciento que consiguió el docetaxel.

Además, se observó un beneficio en la supervivencia global en las distintas histologías y los supervivientes a tres años incluyeron pacientes cuyos tumores expresaban o no PD-L1. Y con un seguimiento mínimo de tres años no se identificaron nuevas señales de seguridad para nivolumab y el perfil de seguridad en ambos ensayos fue consistente con los informes previos.

"Nivolumab es ya un tratamiento de referencia en el cáncer de pulmón no microcítico tratado previamente en distintas histologías y demuestra una supervivencia duradera a largo plazo", según ha destacado la directora del Grupo de Tumores Torácicos del Instituto de Oncología Vall d'Hebron de Barcelona, Enriqueta Felip.

Por su parte, el director de desarrollo de cánceres torácicos de BMS, Nick Botwood, celebra este aumento de supervivencia mientras siguen explorando su uso en monoterapia y en combinación con otros agentes en diversos cánceres torácicos".

En el análisis de seguridad agrupado, a los tres años, el 10,5 por ciento de los pacientes tratados con nivolumab habían experimentado acontecimientos adversos relacionados con el tratamiento de grado 3/4, y los más frecuentes a nivel general fueron cansancio (17%), náuseas (11%), disminución del apetito (11%), astenia (10,5%), prurito (6,9%) y vómitos (5%).