La nueva sala de resonancia magnética del Hospital Virgen de la Salud de Toledo realizará más de 9.000 pruebas al año

TOLEDO, 18 (EUROPA PRESS)

La nueva sala de resonancia magnética del Hospital Virgen de la Salud de Toledo realizará más de 9.000 pruebas al año, aunque la importancia de esta máquina no es el número de pacientes que atenderá al año, si no la complejidad de los estudios que se les van a poder realizar.

Así lo confirmó en declaraciones a los medios, el jefe del servicio de radiodiagnóstico del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, el doctor José María Pinto, que acompañado del consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, inauguró esta segunda sala de resonancia magnética del centro hospitalario, tras clausurar una Jornada sobre Resonancia Magnética.

"La gran demanda de este tipo de estudios ha hecho que tengamos que incorporar un nuevo equipo, más moderno que el anterior, que aporta una serie de aplicaciones clínicas avanzadas que superan a las que teníamos antes, y permiten hacer los estudios en menos tiempo, con mayor confortabilidad y menos ruido, reduciéndose la sensación claustrofóbica de esta prueba", dijo el doctor Pinto.

También han sido importantes las aportaciones de esta máquina al área de las neurociencias, pues este tipo de prueba permitirá caracterizar mucho mejor los tumores cerebrales y ayudar a los cirujanos que van a hacer las operaciones, explicó.

Destacó asimismo Pinto que esta prueba permitirá diagnosticar de forma precoz los infartos cerebrales, "lo que nos permitirá hacer terapeúticas en un tiempo más breve y recuperar a los pacientes con esta patología".

Además de los avances en la cardiología, y en el tema de la oncología, esta nueva máquina incorpora un sistema antimovimiento que modifica las imágenes movidas que tiene una gran aplicación en los estudios pediátricos, a fin de reducir las sedaciones a los niños, apuntó.

MÁS PRÓXIMA Y MAYOR CALIDAD

En definitiva, manifestó el jefe del servicio de radiodiagnóstico del Hospital Virgen de la Salud "esta segunda sala permitirá que los pacientes de Castilla-La Mancha tengan esta prueba cada vez más próxima y con mayor calidad, sin necesidad de desplazarse a otras comunidades", concluyó.

Por su parte, el consejero de Salud y Bienestar Social destacó que desde el Gobierno regional asumió las transferencias las resonancias magnéticas han pasado de una a 11, multiplicándose por diez, "por delante de la medida nacional, y en la tasa de referencia europea".

"Pero no nos conformamos y esta resonancia, cuya inversión asciende a 1,3 millones de euros, incorpora nuevas capacidades, que repercutirá en beneficio de los pacientes, pero también en los centros de Diagnostico y Tratamiento de la provincia, todos ellos conectados en red, aseveró Lamata.

Se refirió también a la jornada sobre Resonancia Magnética, que previamente se celebró en el centro, en la que quedó que manifiesto que desde el punto de vista de trasmisión de imagen digitalizada Castilla-La Mancha ha sido el referente para el desarrollo en el ámbito nacional, siendo vanguardia en Europa, "algo en lo que intervienen también los profesionales comprometidos que tiene la región" incidió.

"A este servicio vienen residentes a formarse, un indicador de que este servicio está mostrando una excelencia que lo hace atractivo", afirmó el responsable regional de Salud.