La UE prohíbe desde mañana la entrada de artículos con dimetilfumarato, sustancia que puede provocar alergias grave

BRUSELAS, 30 (EUROPA PRESS)

A partir de mañana viernes, 1 de mayo, entrará en vigor la prohibición de entrada en el mercado comunitario de productos de consumo con presencia de dimetilfumarato, una sustancia que puede provocar alergias graves y que se puede encontrar en artículos elaborados en cuero como sofás, bolsos o calzado.

Los productos con dimetilfumarato que hayan llegado al mercado comunitario deben ser retirados de la venta y los consumidores, informados de los riesgos. Se trata de una decisión adoptada como medida de urgencia a la espera de que la UE adopte una solución permanente.

El veto afecta a todos los Estados miembros, si bien algunos de ellos, como Francia, España y Bélgica, ya han tomado medidas restrictivas de distinto tipo, después de los primeros casos de alergia grave en consumidores que tuvieron contacto con la sustancia.

La legislación europea ya prevé la prohibición de utilizar biocidas con esta sustancia en la fabricación de artículos dentro de la Unión Europea, sin embargo esta restricción no se aplica hasta ahora a los productos importados de países terceros.

El dimetilfumarato es utilizado en bolsitas como biocida para evitar que los productos se estropeen durante su transporte o almacenamiento en condiciones húmedas. La sustancia se coloca en bolsitas o se dispersa en el embalaje para que se evapore e impregne materiales como el cuero para evitar la aparición de moho. Al contacto con la piel puede provocar eccemas difíciles de tratar.

La alarma por el uso de esta sustancia se produjo a raíz de que varios Estados miembros notificaran al sistema de alerta rápida de la UE para productos de consumo no alimentarios peligrosos (RAPEX) casos de alergia por esta sustancia. Las pruebas clínicas demostraron después que las reacciones cutáneas se produjeron por contacto con el dimetilfumarato.

Consumidores en países como Francia, Finlandia, Polonia y Reino Unido han sufrido graves problemas de salud, tales como irritación en la piel, rojeces, quemaduras y, en algunos casos, dificultad aguda para respirar, debido al contacto con esta sustancia