Los casos confirmados se extienden por el mundo y la OMS eleva nivel de alerta

  • Redacción Internacional, 28 abr (EFE).- Una docena de casos de gripe porcina se confirmaron hoy en Europa, Oriente Medio y Oceanía, mientras las sospechas de posibles infectados llegaron al este de Asia, sólo horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevase el nivel de alerta.

Redacción Internacional, 28 abr (EFE).- Una docena de casos de gripe porcina se confirmaron hoy en Europa, Oriente Medio y Oceanía, mientras las sospechas de posibles infectados llegaron al este de Asia, sólo horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevase el nivel de alerta.

Con el anuncio de haber aislado a varios pacientes con síntomas gripales, Corea del Sur y Tailandia se suman hoy a la larga lista de países con posibles enfermos, mientras que son siete (México, EEUU, Canadá, Nueva Zelanda, España, el Reino Unido e Israel) los que han confirmado hasta el momento casos de gripe porcina.

En México, el único país con muertos asociados a la enfermedad, la cifra de fallecidos se elevó a 152 en las últimas horas, aunque el ministro de Salud, José Ángel Córdova, habló anoche por primera vez de un panorama "alentador", dado que comenzaba a decrecer el ritmo de decesos.

EEUU suma ya 40 casos confirmados, mientras que Canadá cuenta con seis y el Reino Unido y España con dos cada uno, después de que el Gobierno español confirmase hoy el segundo caso.

También hoy las autoridades neozelandesas e israelíes notificaron sus primeros casos confirmados de pacientes con el virus A/H1N1.

En Nueva Zelanda se trata de diez miembros de un grupo de estudiantes y profesores que visitaron recientemente México, mientras que otros 43 casos están pendientes del resultado de los análisis de laboratorio, y en Israel se trata de un joven de 26 años hospitalizado desde el domingo, tras regresar la semana pasada del país norteamericano.

La enfermedad es ya evidentemente global, como ha dejado claro la OMS al asegurar que "el virus está ya muy extendido geográficamente" y elevar el nivel de alerta pandémica desde la fase 3 a la 4 (de un total de 6), lo que implica que el virus se transmite fácilmente de persona a persona.

Hoy, la organización insistió en que el virus detectado en seres humanos "no ha presentado hasta ahora resistencia a los dos fármacos utilizados para tratarlo", es decir, oseltamivir y zanamivir, tras aconsejar a los Gobiernos que se centren en tratar la enfermedad con medicamentos antivirales y no en contener al A/H1N1.

A pesar de ello Francia, el Reino Unido y Taiwán emitieron hoy recomendaciones para no viajar a México, una advertencia que fue un poco más allá en Japón, donde las autoridades aconsejaron a sus compatriotas en el país norteamericano que lo abandonen.

Hoy se registraron las primeras hospitalizaciones en el este de Asia: dos mujeres, una tailandesa y una surcoreana, que fueron puestas en cuarentena con síntomas gripales tras regresar de sendos viajes a México.

En China se están investigando posibles brotes, aunque la OMS aclaró que aún no hay casos "específicos" y que, de todas formas, el país "está muy bien preparado" tras la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG) que el país sufrió en 2003, ante la cual el Gobierno chino fue duramente criticado por su falta de transparencia y la lentitud de reacción.

Los efectos de la extensión global del virus se reflejan también claramente en la economía, en especial en la Bolsas.

Los principales mercados asiáticos sufrieron hoy considerables caídas, como la del 2,67 por ciento de la Bolsa de Tokio, hasta su nivel más bajo en un mes, o del cerca del 3 por ciento en la de Seúl, por los temores que despierta la repercusión económica mundial de la gripe porcina.